Deportes Selección Argentina

Papelón histórico y baño de humildad

Argentina sucumbió ante España en el último amistoso previo al Mundial. ¿Y ahora que hacemos?
Avatar del

Ariel Fernández

1/2
Papelón histórico y baño de humildad

Papelón histórico y baño de humildad

Papelón histórico y baño de humildad

Papelón histórico y baño de humildad

La Selección argentina hoy nos llenó de interrogantes a los más de 40 millones de argentinos. El conjunto de Sampaoli (porque hoy fue el equipo del entrenador y no el de Messi) fue un verdadero desastre ante una España que tiene un concepto aceitado más allá de los nombres de turno. 

Argentina sucumbió en el Wanda Metropolitano con un equipo cargado de jugadores que seguramente no serán titulares en el debut ante Islandia en Rusia. Si bien no es justificable, Romero, Messi, Di María, Mercado y, si se recupera, Funes Mori ocuparán posiciones dentro del once el 16 de junio en Moscú.

Algunos podrán decir que el compromiso ante España fue innecesario, sabiendo de que el conjunto europeo llegaba a esta instancia con fundamentos futbolísticos concretos una Argentina en crisis. Y hoy la cabeza podría jugar una mala pasada.

No es tiempo de hablar de meter o sacar jugadores cuando claramente es el funcionamiento colectivo el que no ocupa un lugar de preponderancia dentro de los ítems que conforman un esquema de juego de cara a la Copa del Mundo. Mucho en el debe, como el doble cinco establecido entre Mascherano y Biglia, la falta de concepto en los centrales, volantes sin juego asociado, etc, etc...

Pero se acabó el tiempo, ahora será arreglar sobre la marcha si es que nos queda la posibilidad de arreglar algo. Ya no hay tiempo de lamentos. 

El conjunto de Sampaoli hoy dio un espectáculo bochornoso en Madrid, un papelón casi nunca visto por la Albiceleste, una derrota histórica que la Argentina la conoció solo dos veces anteriormente, una realidad que nos confunde y nos preocupa. Será rezar y que el 10 no se lesione.