Padre e hijo murieron: venían a ver el River-Boca en Mendoza

Las víctimas, oriundas de Tucumán, se accidentaron en San Luis. Esta mañana, la camioneta en la que viajaban se salió de control y dio varios tumbos.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Padre e hijo murieron: venían a ver el River-Boca en Mendoza(Diario República de San Luis)

Padre e hijo murieron: venían a ver el River-Boca en Mendoza | Diario República de San Luis

Padre e hijo murieron: venían a ver el River-Boca en Mendoza(Diario República de San Luis)

Padre e hijo murieron: venían a ver el River-Boca en Mendoza | Diario República de San Luis

Esta mañana, la tragedia se cruzó en el camino de una familia de hinchas tucumanos que iban a ver el partido de River-Boca a Mendoza.

 Cerca de las 9:30, el conductor de la camioneta Isuzu doble cabina en la que viajaban perdió el control a la altura del kilómetro 849, en la Autopista de las Serranías, y dio varios tumbos hasta quedar depositada en la banquina norte del camino. Las víctimas, de 69 y 24 años, eran padre e hijo.

Según informaron desde Relaciones Policiales, los ocupantes de la camioneta eran Julio César Sanjuan, de 19 años, su hermano Gonzalo Matías, de 24, y el padre de ambos, Julio César, de 69. Todos con domicilio en San Miguel de Tucumán.

Los primeros datos indicarían que el menor de los tres era quien manejaba, aunque esa información no fue confirmada por la policía. Al parecer, tras perder el control y derrapar unos 400 metros, la Isuzu comenzó a dar varios tumbos sobre la banquina hasta quedar apoyada sobre su costado izquierdo.

Gonzalo habría salido despedido del vehículo y perdido la vida en el acto, mientras que su padre quedó atapado entre los hierros retorcidos de la camioneta. Una dotación de los Bomberos de la Policía cortó el chasis para rescatarlo aún lúcido, lo suficiente como para comentarles de dónde venían y hacia dónde se dirigían.

Ambulancias lo trasladaron a él y su otro hijo al Hospital San Luis, pero el hombre murió poco después de las 11:30 mientras era atendido.
El joven herido no corre peligro.

Fuente: Diario República de San Luis