NBA

Oklahoma planta bandera y vence a los Lakers

Oklahoma City Thunder venció a domicilio y en un ambiente hostil a Los Angeles Lakers, por 107 a 100, en una noche en la que el público local abucheó durante todo el partido a Paul George por no querer jugar para su equipo. El alero terminó aportando 37 puntos para los Thunder.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Oklahoma planta bandera y vence a los Lakers

La combinación del alero Paul George y el escolta Russell Westbrook volvió a ser decisiva en el ataque de Oklahoma City Thunder, que venció a domicilio por 100-107 a Los Angeles Lakers.

A pesar del abucheo constante que George recibió por parte de los seguidores de los Lakers, que no le perdonan que rechazara la oferta de jugar con su equipo, el alero titular respondió con 37 puntos que lo dejaron como el líder decisivo del ataque de los Thunder, que ganaron el segundo partido consecutivo y el séptimo en los últimos 10 disputados.

Mientras algunos aficionados también coreaban la expresión de "no necesitamos a George", el alero All-Star de los Thunder se encargaba de anotar los puntos que abrieron el camino definitivo de la victoria del equipo de Oklahoma City.

Westbrook, a pesar que anotó sólo 3 de 20 tiros de campo, acabó con un triple-doble de 14 puntos, 16 rebotes, 10 asistencias, dos recuperaciones de balón, cuatro pérdidas y dos tapones, su trigésimo tercero en lo que va de temporada.

A pesar de la falta de inspiración encestadora, falló seis de los siete intentos de triples, Westbrook llegó a los 115 partidos como profesional en los que ha conseguido triple-doble.

Los Thunder (24-13), escoltas en la División Noroeste, contaron con la dirección de Westbrook, que jugó 37 minutos, e impuso su liderazgo a pesar del ambiente hostil que tuvo que enfrentar su equipo en el Staples Center.

Los Thunder, que recibirán a los Lakers en su campo el próximo 17 de enero, quedaron a sólo un partido de los líderes de su División, los Nuggets de Denver, que tuvieron jornada de descanso y que suman tres victorias consecutivas.

Los Lakers (21-17) con la derrota abandonaron el segundo lugar de la División Pacífico, que compartían con los Clippers de Los Ángeles, y descendieron al tercer puesto de ese grupo.

Quien no estuvo con los Lakers en el campo de juego fue el alero estrella LeBron James, quien se sentó en el banquillo vestido de calle, pero sin que esté todavía recuperado de la lesión muscular que sufre en la ingle izquierda.

James se perdió el cuarto partido consecutivo, se lesionó el día de Navidad durante el partido que los Lakers disputaron de visitantes y ganaron por paliza de 101-127 a los Golden State y todavía no tiene establecida una fecha fija para su vuelta a la competición. Desde entonces, la estrella de los Lakers se ha perdido cuatro partidos con marca negativa de 1-3 para el equipo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?