Las grandes chicas del softbol, más rayadas que nunca

Jugaron juntas, estuvieron separadas por más de 20 años y hoy la vida las volvió a juntar para celebrar una copa que premia la amistad que existe que entre ellas. El equipo de Luján, "Las Rayadas", se consagró en el Clausura de Softbol2018. Conocé la historia de un grupo ejemplar.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Disciplina, pasión, amistad y un poco de picardía. Esas son las características que definen a este grupo de mujeres que son ejemplo de lucha y amor por un deporte. El sóftbol las unió hace un tiempo en Aperbuci al mando de Carlos Smukler, se separaron y hoy, luego de 20 años, se vuelven a juntar para integrar un plantel de campeonas.

Las "Rayadas" de Luján se consagraron campeonas del Clausura 2018. El nombre del equipo viene por una especial vestimenta . Antes solo se importaban telas lisas , pero una de las chicas tuvo la idea de diseñar el vestuario para que todas puedan usar indumentaria con rayas y así ser el primer equipo de Mendoza en usar dicha camiseta.  Actualmente no usan este diseño. En la actualidad salen con una remera gris con calza negra.

MDZ tuvo la oportunidad, y el placer, de conocer a las chicas que forman parte del equipo para conocer sus historias y enviar así un mensaje de aliento para muchas mujeres.

lujan_clausura_2018.jpg

La primera en hablar fue Chela, la jugadora con más experiencia: "Empecé a los 12 años a practica softbol en la escuela. Paré 10 años por mi profesión y porque el softbol tuvo muchos altibajos. Tengo 58 años y también soy abuela. Cuando era niña hubo un campeonato nacional de softbol en Mendoza. No había difusión pero se practicaba mucho".

Otra que se animó fue Fabiana, de 49 años: "Yo empecé a los 18 años en Banco Mendoza. Soy profesora de educación física. Participé de la Selección Argentina. Fui la única mendocina en los 90 en integrar el seleccionado. Vivía en el CENARD. Mientras entrenaba me enteré que estaba embarazada de Rocío".

Rocío (20 años) habló de la relación con su madre dentro del plantel:  " En la vida cotidiana nos llevamos bien como madre e hija, pero cuando es entrenadora, el trato es distinto.  En algunas situaciones de contacto físico reacciona como mamá. Igual, no es un juego que tenga un contacto en donde que se produzca algún daño. El riesgo a que algo te suceda es muy poco. Mis padres se conocieron en el softbol. Tuve otras opciones, pero decidí jugar al softbol porque me encanta".

chicas_de_softbol_x1x.jpg

Las Rayadas en MDZ Las Rayadas en MDZ Las Rayadas visitan MDZ

Mónica (52 años), valoró la pasión por esta disciplina: "Arranqué a los 18 años. Soy profesora de educación física. Paré por mi maternidad. La pasión es la que te ayuda a seguir y fue lo que unificó al equipo. Entrenamos una vez por semana, deberíamos juntarnos más tiempo. El softbol es un juego muy familiar. Este deporte es de mucha picardía y por eso nos podemos entender perfectamente dentro del campo de juego".

"Tenemos una vida sana. Estamos todavía en condiciones de seguir jugando".

Roxana contó cómo fue el reencuentro: "Suí una foto en Facebook por el día del jugador de softbol, a mediados de este año. Carlos Smukler (coach de Las Rayadas) propuso una juntada y un día volvimos a entrenar. Fue una suma de voluntades . Tenemos una vida sana. Estamos en condiciones de seguir.  A Carlos le debemos mucho ya que contagió su entusiasmo para que volvamos a jugar".

Maria del Valle (44 años) y Gabriela (54 años) definieron al softbol como un deporte inclusivo: " El softbol es un deporte muy inclusivo, lo puede practicar tanto hombres como mujeres. Todas empezamos en la escuela y entendimos que todos, sin importar el género, lo pueden practicar"

Eugenia (41 años) comentó la manera particular que tenían para jugar: " Empecé en la secundaria, pero en la primera usé palo de escoba y medias para formar la pelota. Volví a jugar después de mucho tiempo porque vi que los hombres se juntaban simplemente a jugar, eso en las mujeres mucho no pasa.  Para nosotras es muy difícil poder disfrutar de un juego por las obligaciones que tenemos en la vida. Necesitábamos ese momento para nosotras y los encontramos en el softbol".

Antes del cierre de la nota, el plantel de Las Rayadas le rindieron un homenaje a:Roxana Mateos, quién forma parte del equipo de Luján : "Ella es profesora de educación física y se entera hace algún tiempo que tiene Leucemia. Nosotros como grupo nos hicimos cargo para ayudarla con el trasplante. Le dieron 10 años de vida y lleva más de 20. Es una destacada deportista. En las Olimpiadas de trasplantados ganó absolutamente todo. Es la representante en Mendoza de Deportistas Trasplantados. Es la mamá de Priscila Jardel, jugadora de hockey. Ganamos el torneo gracias a ella, es un fenómeno que merece ser destacada".

Mensaje final : "Queremos seguir jugando. Primero el desafió fue agarrar un guante y ver qué podíamos hacer. Nos sorprendió el nivel que tenemos. Todas elegimos el softbol por los valores de este deporte. Queremos invitar a todas a las mujeres a que se sumen, así somos cada vez más".

Disciplina, pasión, amistad y un poco de picardía. Esas son las características que definen a este grupo de mujeres que son ejemplo de lucha y amor por un deporte.

"Todavía podemos", es el lema de Las Rayadas. El softbol les da las gracias. Salud campeonas.

Fotos antiguas que marcaron su camino por el softbol

rayadas_2.jfif

rayadas_3.jfif

rayadas_5.jfif

Foto del año 2001 Foto del año 2001 rayadas_6.jfif

UNCuyo 1980 UNCuyo 1980

rayadas.jfif

rayadas.jpg

Listado de jugadoras Rayadas de Luján:

Laura Braconi
Mónica Andreucetti (Bichi)
Yamila Martinez
M. Eugenia Solanes
Rosana Mateos
Lili Paez
Marita Perez
M.Marta Ruiz
Chela Villalobos
Norma Angel
María del Valle Herrera
Gaby Quagliariello

Loli Aguerre

Nancy Martín

Soledad Tenzi

Coach: Carlos "Ciego" Smuckler

Madres e Hijas:
Fabiana Herrera (Zurdita) y Rocío Castro
Nancy Martin y Loli Aguerrre

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?