Murió uno de los detenidos por el FIFA Gate

Se trata de Julio Rocha, ex presidente de la Federación Nicaragüense, quien murió de cáncer en EEUU.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
Murió uno de los detenidos por el FIFA Gate(publicada en Teletica)

Murió uno de los detenidos por el FIFA Gate | publicada en Teletica

Murió uno de los detenidos por el FIFA Gate(publicada en Teletica)

Murió uno de los detenidos por el FIFA Gate | publicada en Teletica

El ex presidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol (Fenifut), Julio Rocha, falleció hoy a causa de un cáncer en Estados Unidos, en donde cumplía prisión domiciliaria tras declararse culpable de recibir sobornos en el escándalo de la FIFA.

>

Rocha, acusado por la Fiscalía norteamericana de entregar derechos de comercialización de los partidos de la selección de su país a cambio de miles de dólares, fue arrestado en Suiza en 2015 y un año después extraditado a Estados Unidos, en donde le fue diagnosticada recientemente la enfermedad.

"Desde la Federación Nicaragüense de Fútbol enviamos nuestras más sinceras condolencias a la familia y amigos del licenciado Julio Rocha", escribió la organización en Twitter al confirmar el fallecimiento de Rocha.

En diciembre de 2016, el también ex dirigente de la oficina de desarrollo de la Confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf) se declaró culpable de los cargos y estaba a la espera de la sentencia que se conocería el próximo mes.

>

Rocha, de 67 años, también había sido suspendido de por vida en noviembre del año pasado por parte de la Comisión de Ética Independiente de la FIFA para toda actividad relacionada con el fútbol.

El nicaragüense figuraba entre más de 40 personas y entidades del fútbol mundial acusados en los Estados Unidos en relación con una investigación que descubrió cientos de millones de dólares en sobornos y fue uno de los tantos se declararon culpables.

La muerte de Rocha es la segunda de un dirigente implicado en el FIFAGate, después de la del estadounidense Chuck Blazer en julio del año pasado.

Miembro durante muchos años del comité ejecutivo de la FIFA y secretario general de la Concacaf, la declaración de Blazer como arrepentido fue decisiva para que hace casi tres años estallara el megaescándalo de corrupción en el máximo organismo del fútbol.