Murió una gloria del tenis latinoamericano

María Esther Bueno, ícono del deporte latinoamericano, falleció hoy a los 78 años en un hospital de San Pablo.
Avatar del

Sección Deportes

1/3
Murió una gloria del tenis latinoamericano

Murió una gloria del tenis latinoamericano

Murió una gloria del tenis latinoamericano

Murió una gloria del tenis latinoamericano

Murió una gloria del tenis latinoamericano

Murió una gloria del tenis latinoamericano

La ex tenista María Esther Bueno, uno de los mayores íconos del deporte brasileño y latinoamericano, número uno del mundo durante cuatro temporadas y vencedora de 19 títulos de Grand Slam, falleció hoy a los 78 años en un hospital de San Pablo.

Esta leyenda del deporte mundial, apodada "La Bailarina" por su estilo elegante de jugar, fue número uno del mundo en 1959, 1960, 1964 y 1966 y ganó 19 Grand Slam, 7 de los cuales en singles. Por eso fue electa la mejor tenista del siglo 20 de América Latina.

Bueno fue la mayor bandera del tenis brasileño hasta que en los años noventa apareció Gustavo Kuerten, tricampeón de Ronald Garros y considerado el mayor tenista brasileño, hombre, de la historia.

Pero Bueno tuvo desde 1978 su nombre incluido en el Hall de la Fama del tenis y hasta una estatua de cera en el museo Madame Tussaud de Londres.

La mejor tenista brasileña de la historia era comentarista de tenis por televisión y se quejaba de la falta de una política deportiva enfocada hacia el tenis en Brasil, aún un deporte elitista. Sufría de cáncer en la boca y estaba internada desde mayo en el Hospital 9 de Julho, de San Pablo.

En la plaza California, frente al Club Harmonía de Tenis, en el barrio de Jardim Europa de San Pablo, una estatua recuerda a Bueno, cuyo padre quiso que fuese bailarina y terminó como leyenda del deporte mundial.