Motos: KTM, la escudería a vencer

De los 138 pilotos que tienen prevista su salida en Lima, los tres últimos vencedores del Dakar, es decir, Toby Price, Sam Sunderland y Matthias Walkner, liderarán la marca KTM, una escudería que, pese a algunos apuros, no ha dejado de ganar desde enero de 2000.

REDACCIÓN MDZ ONLINE

Motos: KTM, la escudería a vencer

De los 138 pilotos que tienen prevista su salida en Lima, los tres últimos vencedores del Dakar, es decir, Toby Price, Sam Sunderland y Matthias Walkner, liderarán la marca KTM, una escudería que, pese a algunos apuros, no ha dejado de ganar desde enero de 2000.

Eso sí, este dominio prolongado no disuade a la competencia de buscar el título con ahínco, sobre todo a Honda con Kevin Benavides y Joan Barreda, o bien a Yamaha, con Adrien van Beveren y Xavier de Soultrait. Algo más lejos de la pugna por la corona de laurel, el vivac también da la bienvenida a pilotos aficionados a los que lo que les motiva es la experiencia del desierto y compartir la aventura con sus compañeros de pista. En total, 35 pilotos de moto y quad se han inscrito en la categoría sin asistencia.

Los tiempos cambian

Hace apenas unos años, los pronósticos para la carrera de motos se limitaban a elegir entre Cyril Despres y Marc Coma, dueños indiscutibles de la categoría que se repartieron equitativamente los diez títulos en juego entre 2005 y 2015.

Desde entonces, se ha abierto una nueva era en la que una generación de jóvenes ambiciosos despunta por encima de quienes hicieron de árbitros en los duelos entre Coma y Despres. En 2015, Toby Price protagonizó una primera aparición muy meritoria (3º), al igual que Matthias Walkner, quien se vio obligado a dejar el rally de forma prematura, mientras que el joven entusiasta Sam Sunderland también abandonó antes de tiempo.

Estas tres grandes promesas confirmaron su potencial al imponerse en las tres ediciones siguientes, prolongando la serie de victorias de KTM y aumentando a 17 el número de galardones consecutivos.

Sin embargo, la permanencia en la cima de la firma austriaca se ha visto amenazada en los últimos tiempos. El pasado mes de enero, Kevin Benavides pilotó con maestría su Honda y se coló como perseguidor más inmediato de Walkner. Y en el clan de las motos rojas, pese a haberse desdibujado un poco el año pasado por la pérdida de Paulo Gonçalves tras lesionarse en un entrenamiento, bazas no faltan para desestabilizar de una vez por todas a los tres últimos ganadores. Desde la perspectiva que aportan sus 22 victorias de etapa en 8 Dakar, Joan Barreda está dispuesto a rubricar ese Dakar sin errores que lo alzaría a lo más alto del podio. Ahora bien, el castellonense podría verse sorprendido por el talento de su joven compañero chileno José Ignacio Cornejo, 10º en la última edición cuando fue convocado como sustituto de Gonçalves.

El peligro que se cierne sobre KTM viene también por otra marca japonesa, Yamaha, cuyo líder Adrien van Beveren (6º en 2016, 4º en 2017) se ha consolidado en sus tres primeras participaciones como un vencedor en potencia. Su abandono en la 10ma etapa del año pasado cuando conservaba muchas opciones al título se puede considerar el punto y final de su fase de aprendizaje en el Dakar.

Otra moto azul, pilotada en este caso por Xavier de Soultrait, podría sumarse a la fiesta, pero en realidad son muchos los candidatos con posibilidades reales de luchar por el podio. Pablo Quintanilla ya se ha dejado ver por esas alturas (3º en 2016) y el rendimiento de su Husqvarna no tiene nada que envidiar a sus rivales directos. Prácticamente al mismo nivel se encuentra Štefan Svitko (2º en 2016), a lomos de una KTM fuera de la estructura oficial, donde también podrían encaramarse Joan Pedrero, si la suerte le sonríe, o bien Oriol Mena (7º), el mejor novato de 2018, que brilla ahora con luz propia sobre una Hero. Por último, Michael Metge se ha unido a su hermano Adrien en el equipo Sherco, que también alberga el deseo de situarse en el Top 10.

Prensa Rally Dakar

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?