Mamis, ¿quién quiere jugar al hockey?

Ser Mami hockey es una alternativa para muchas mujeres que quieren integrarse a un equipo, practicar un deporte y divertirse. Aquí, una invitación muy especial de sus referentes. 

Laura Zeier

Mamis Hockey visitaron MDZ(Laura Zeier / MDZ)

Mamis Hockey visitaron MDZ | Laura Zeier / MDZ

Carolina Frigerio, presidenta de la Asociación Civil de Mamis Hockey de Mendoza y delegada nacional, visitó la redacción de MDZ junto a Celeste Lucero, quien se desempeña como parte de la comisión directiva y además, es jugadora. 

Dos mamis del Hockey visitaron MDZ
Mamis Hockey en MDZ

"Si tenés más de 30 años, ser Mami hockey es una alternativa que te puede cambiar la vida", aseguraron las representantes de la categoría. 

La organización sin fines de lucro nació en Mendoza en el año 2011 con el objetivo de brindar un espacio a todas aquellas personas que nunca practicaron un deporte, o aquellas que estuvieron sin federarse en torneos provinciales, durante 10 años. 

No saber jugar al hockey no es un impedimento. Todas las Mamis aprenden, se divierten y encuentran en el deporte un lugar de contención, diversión y pasión. Cada una de ellas despliega su juego de acuerdo a sus posibilidades y a su trayectoria, todas explican esa sensación como "una pasión que no se puede comparar". 

Frigerio comentó "como Asociación trabajamos y nos reunimos para organizar los proyectos de cada mes, creamos objetivos y organizamos los torneos. Estamos en cada detalle. Las decisiones se toman por mayoría de votos dentro de la comisión y siempre buscamos el beneficio para nuestras jugadoras".

Dos mamis del Hockey visitaron MDZ
Carolina Frigerio, Presidenta de las Mamis Hockey de Mendoza. 

"Hay que borrar de a poco el estigma que persigue al jugador de hockey. Somos una organización de gestión de prácticas deportivas que nivela todas las clases sociales y les da la oportunidad a todas, más allá de sus diferencias económicas, físicas y sociales. Somos igualdad e integración", aclaró la representante máxima.

Luego añadió, "el tratamiento que se le da a una mujer que arranca en este deporte de cero es a partir del acompañamiento y la motivación. A nivel asociación estamos organizadas, bajo un marco legal, para responder a todas las demandas de los clubes y así proteger a las asociadas".

Celeste Lucero, jugadora de Murialdo y delegada de su club, compartió las sensaciones que le generan ser parte de las Mamis. "Viajamos con nuestros hijos, ellos nos acompañan. Cuando empecé a jugar al hockey éramos 11 jugadoras justas. Hoy somos más de veinte porque el deporte está creciendo a pasos agigantados". 

Dos mamis del Hockey visitaron MDZ
Celeste Lucero, delegada y representante del equipo de Mamis del Club Murialdo. 

“Jugar en las Mamis es ir y dar todo en una cancha de hockey. Es mi momento de descanso después de todo el día. Descargo todo y estoy con mis compañeras. Es un disfrute constante que espero ansiosa. Tenemos un grupo muy unido. Esperamos toda la semana que llegue el día sábado porque más allá de la amistad con otros equipos, nos gusta jugar y competir”.

Otra jugadora presente compartió,  “soy una de las fundadoras de las Mamis de Mendoza y fue un desafío muy grande. Fue la herramienta deportiva que hizo que mi familia y yo pudiéramos integrarnos a la sociedad mendocina, porque somos de Buenos Aires. Gracias al hockey pude hablar el mismo idioma con mis hijos, que también lo practican". 

Mendoza posee cientos de jugadoras que forman parte de las Mamis Hockey. 

El rol de la mujer en la sociedad y el hockey. Muchas mujeres piensan que no van a poder, que no lo van a lograr y se preguntan ¿por qué o para qué voy a ir a jugar al hockey? Sin embargo desde la Asociación consideran que tener ese pensamiento es privarse de realizar una actividad increíble. "Hay que animarse a dar el primer paso y de repente ya estás totalmente integrada a un equipo. La mujer debe salir del estereotipo de la crianza de los hijos, etc. y entrar en el mundo del deporte de grande. No solo una mujer es profesional y jefa de familia, también puede ser jugadora de hockey".

Mamis, un deporte inclusivo: más allá de que toda mujer tenga el espíritu y la capacidad para jugar, no hay limitaciones físicas que la dejen afuera. "Tenemos jugadoras hipoacúsicas, con  problemáticas motrices y otras con diferentes condiciones físicas. Todas pueden jugar", aportó Frigerio.  

Laura Díaz comenzó siendo Mami hockey hace 12 años y hoy es parte de la Intermedia de La Salle de Córdoba. 

Los proyectos de las Mamis

"Nuestro sueño es tener sede propia. Hay muchos equipos que tienen que salir a alquilar canchas para poder practicar el Mami hockey. Tener nuestro espacio ayudaría a los planteles a crecer, a tener un lugar de reuniones propio. No hay una cancha propia en todo el país. Esta comisión apunta a un espacio para ser sede no sólo local sino nacional".

Dos mamis del Hockey visitaron MDZ

Otro proyecto es tener a una persona capacitada a nivel nacional en el sector informático. La encargada es Natalia Pelegrina (secretaria), quien trabaja junto a Jimena Silva (pro-secretaria). Gracias a su desempeño, se está promoviendo desde la comisión para que se integre a los torneos nacionales, se capacite y aprenda. Ella realiza fixture, contabilización de tarjetas y todo los números del torneo, control de planillas, bases de datos. Función clave para el crecimiento de la categoría. 

"En el torneo que se realizó en Mendoza, Pelegrina trabajó a la par con Mónica Escribano -referente nacional- y su trabajo resultó satisfactorio", enfatizó Frigerio. 

Proyecciones a largo plazo: apuntamos a los polideportivos  y los clubes donde se concentran jugadores. Esta comisión apoya no sólo a las Mamis, si no al crecimiento de las inferiores, a partir de la integración y la colaboración.

Requisitos y condiciones

Todas pueden formar parte. Subdivididas en diferentes categorías, las Mamis pueden ingresar de acuerdo a la edad, a partir de los 30 años.

Toda mujer que tenga esa edad y quiera realizar una actividad deportiva, puede ser Mami hockey. Un equipo está conformado por jugadoras que no hayan sido federadas, sin embargo pueden haber por lista dos ex jugadoras y una en cancha (10 años sin jugar).

A partir de los 57 años, las jugadoras con experiencia en el hockey pasan a ser Mamis y pierden la categoría de ex jugadora para convertirse en Mami plena. No hace falta tener un club para sumarse, todo equipo organizado que tenga intenciones de formar parte será bienvenido.

Aquí, una invitación especial

Temas
  • Hockey sobre césped
  • Mamis Hockey
  • Deporte en equipo