Los Cafeteros le dieron el triunfo a River

Teo Gutiérrez y Carlos Carbonero fueron los grandes protagonistas del superclásico, ya que sellaron el triunfo del Millonario. Video.
Avatar del

Lautaro Blanes

1/2
Los Cafeteros le dieron el triunfo a River(Alfredo Ponce)

Los Cafeteros le dieron el triunfo a River | Alfredo Ponce

Los Cafeteros le dieron el triunfo a River(Alfredo Ponce)

Los Cafeteros le dieron el triunfo a River | Alfredo Ponce

En la tierra del buen vino, River prefirió el café. El Millonario ganó el superclásico con el típico aroma a café de los colombianos que visten la casaca de la Banda. Los Cafeteros fueron las figuras del encuentro disputado en Mendoza y de la mano de ellos River sentenció la historia contra Boca.

El volante Carlos Carbonero disputó en Mendoza tal vez su mejor encuentro desde que viste la casaca de River. El volante tuvo un gran despliegue por la derecha y además gracias a su guapeza llegó el segundo gol del Millonario, primero al ganarle el balón a Nahuel Zárate y luego asistiendo con precisión a su compatriota. En tanto Teo Gutiérrez culminó exitosamente la jugada generada por Carbonero con una exquisita definición, digna de la categoría que posee el atacante.

Tras la victoria por 2 a 1, Carlos Carbonero fue uno de los pocos que se detuvo a hablar con la prensa y comentó su alegría por haber ganado el superclásico: “Muy contento, se ganó bien contra un gran rival y nos deja bien para el torneo”.

Después le dedicó el triunfo al hincha riverplatense: “Es importante ganar más que todo por la gente de River que siempre apoya al equipo, así que esto es para ellos, se lo merecen”.

Acerca del segundo gol de Teo, Carbonero explicó: “Creo que él (Teo) confía mucho en que voy a ganar la segunda pelota, pero es importante ganar un clásico y hay que vivirlo como tal y gracias a Dios pudimos ganar dos veces”.

“Es un envión anímico terminar la pretemporada de la mejor manera y para arrancar de la mejor manera el torneo”, finalizó.

Por su parte el delantero ex Racing confesó que tuvo un partido soñado. “Es algo especial, lo venía soñando y se lo venía pidiendo a Dios, es una noche para nunca olvidar”, contó Teo.

“Es algo especial, lo venía soñando y se lo venía pidiendo a Dios, es una noche para nunca olvidar”.

Después declaró: “Lo pasado es pasado, tenemos otra mentalidad, llegó Fernando (Cavenaghi), referente en ataque que nos da mucha movilidad, hicimos una buena pretemporada y queda afinarnos para lo que viene”.

“El equipo está mejorando en lo colectivo y eso es lo importante, en este grupo somos como hermanos y lo demostramos en la cancha”.