Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Por un momento, la carrera por entrar al Juego de la Estrellas del bahiense sacó lo mejor de nosotros y pudo unir a un país que se acostumbró a la división.
Avatar del

Deborah Puebla

1/8
Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili(San Antonio Spurs)

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili | San Antonio Spurs

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili(publicada en TyC Sports)

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili | publicada en TyC Sports

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili(publicada en TyC Sports)

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili | publicada en TyC Sports

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili(San Antonio Spurs)

Lo logró: el milagro de Manu Ginóbili | San Antonio Spurs

Enfrentamientos, mucha violencia y división. Palabras que describen el presente de la Argentina. Sin embargo, vivimos hace poco un momento histórico.

Emanuel Ginóbili, con talento y magia, pudo sortear esa maldita grieta que divide a los argentinos con una campaña que, si bien no terminó como se esperaba, logró un impensado resultado: que nos pongamos de acuerdo en algo. 

"#NBAVote Manu Ginóbili" fue la consigna para que el escolta argentino estuviera en el Juego de las Estrellas de la NBA. La misión no tuvo el éxito deseado, pero participamos todos, TODOS. Acá no hubo diferencias. Un milagro. 

Nos olvidamos de lo que piensa el otro de política, religión y demás argumentos que nos dividen. Ginóbili era la causa que necesitábamos.

¿Y todo por quién? Por un tipo que nos emocionó al darnos el mejor regalo: una temporada más. Manu es el latinoamericano más sobresaliente en la historia de la NBA y también el más veterano con sus 40 años y 16 temporadas a cuestas. La edad, casi el doble de la de muchos de sus rivales, no es sin embargo un impedimento para que el "El pibe de 40" siga brillando.

Pero, a su don en el básquet, se le suma su personalidad. Sus palabras, gestos de buena persona, de esas que no se encuentran muy seguido, nos motivan a ser mejores: a ser como él. Ejemplo de lucha, mucho trabajo y humildad son los mejores adjetivos para calificarlo. 

"Eso de ser recordado está tan sobrevalorado. No sé si quiero ser recordado, quiero ser recordado por mis hijos, ser buen padre y darles una buena educación", expresó Ginóbili. 

 El tuit anunciando que seguiría una temporada más 

"No estar en el All Star es lo más justo", dijo Manu es su columna en La Nación. Entiendo su pensamiento, pero me niego a compartirlo.

Luego de sus 26 puntos en el cruce entre los Spurs y Blazers, se convirtió en el primer jugador de 40 años o más en la NBA que anotó 20 puntos o más en dos partidos consecutivos desde que Michael Jordan lo hiciera en la campaña 2002-03 cuando jugaba para los Washington Wizards. Además, nos dejó jugadas para la eternidad: su perfecto triple "si querer", sus volcadas, asistencias, puntos sobre la chicharra. Cambió el juego para siempre. 

La ovación que determinó su decisión de continuar 

 Ginóbili es sinónimo de básquet y recordar a esa "Generación Dorada" es hablar del doble que le hizo a Serbia sobre la hora en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. 

El punto mas importante de la historia de la selección Argentina de basquet.

El bahiense tal vez no lo sepa, pero algunos sueñan con ser como él: un tipo con talento y, sobre todo, una buena persona. Es la suma de buenos valores y disciplina que muchos jóvenes deberían imitar. 

Fue hermoso y emocionante. No hubo grieta. Si, unión por una misma causa. Él se lo merece. 

Ginóbili era la causa que necesitábamos y por un instante, logró un milagro.