Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue

Cuando apareció en el Barça lo apodaron "el nuevo Messi", pero no aguantó la presión. Ahora reveló cómo le soltaron la mano en la Selección.
Avatar del

Sección Deportes

1/3
Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue

Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue

Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue(publicada en Sport)

Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue | publicada en Sport

Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue(20minutos.es)

Las duras confesiones de Bojan, la promesa que no fue | 20minutos.es

Los primeros años de Bojan Krkic en la Primera del Barcelona fueron fenomenales, teniendo en cuenta que era apenas un adolescente. El español, de origen serbio, mostró un gran potencial y llegó a ser apodado "el nuevo Messi", pero su carrera no terminó siendo lo que todos esperaban , y en una entrevista con The Guardian, tras su paso por el Deportivo Alavés, el futbolista contó lo mal que la pasó y cómo quienes pudieron contenerlo le soltaron la mano en un momento clave.

Acá, sus mejores consideraciones

El fútbol de hoy: "Hay una frase: 'Fútbol, qué bonito eras'... cuando no había redes sociales, cuando era fútbol. Ahora hay opiniones que no puedes detener, predominan los celos y todos tienen acceso a ti. Tienes que intentar que no te afecte, pero los jugadores están expuestos desde muy jóvenes. Incluso jugadores menores de 15 años tienen Twitter y estoy seguro de que reciben insultos. Es feo, mancha la sociedad y al fútbol".

Su juventud: "Todo ocurrió demasiado rápido. Futbolísticamente fue bien, pero no personalmente. La gente dice que mi carrera no ha ido como esperaba. Me llamaban 'el nuevo Messi'. Sí, si me comparas con Messi...

Con 17 años mi vida cambió. Fui al Mundial sub-17 y no me conocía nadie; cuando volví no podía andar por la calle. Todo iba bien, pero hay un momento en el que tu cuerpo dice 'basta'".

Los ataques de ansiedad: "Hay muchas cosas que la gente no sabe. No fui a la Eurocopa de 2008 por mis problemas de ansiedad, pero dijimos que estaba de vacaciones. Tenía que debutar contra Francia y se dijo que tenía gastroenteritis cuando en realidad volví a tener un ataque de ansiedad. Pero nadie quiere hablar de eso, al fútbol no le interesa

La ansiedad afecta a de formas diferentes. Conmigo eran mareos y malestar general constantemente, 24 horas al día. Estaba bien cuando entré al vestuario para jugar contra Francia, pero empezaron los mareos y me empecé a agobiar. Esa fue la primera vez, pero tuve episodios similares a ese".

Selección de España: "Todo el mundo en la Federación lo sabía: Aragonés, Hierro... Hierro me mandaba mensajes cada semana preguntándome cómo estaba, y el día anterior a anunciar la convocatoria me dijo: "Bojan, te vamos a convocar". Estaba yendo a entrenar y contesté: "Es duro decir esto pero no puedo". Cuando llegué, Puyol me dijo: "Bojan, estaré a tu lado todo el tiempo, para ti". Le dije que no podía, me estaba medicando y estaba en al límite. Al día siguiente leí el titular 'España llama a Bojan y Bojan dice no'".

Aquel titular me mató. Recuerdo estar en Murcia y la gente insultándome: no lo sabían, creían que simplemente no quería jugar. Fue duro, aunque realmente en ese momento no me importaban mucho las críticas. Lo que me dolió fue que presumiblemente ese titular salió de la Federación. ¿Cómo me puedes convocar, habiendo hablado conmigo el día anterior, sabiendo cómo estaba, y que todo eso saliese? Me sentí muy solo. Todavía hay gente que me pregunta por qué no fui".

Presión: "No expliqué todo porque estaba asustado. Estaba enfermo, agobiado. No sabía qué hacer. Recuerdo decir en una entrevista en Barça TV que necesitaba vacaciones. Sabía que las cosas no iban bien, pero a es edad no sabes realmente la bomba que acaba de explotar. Solo intentamos extinguir el fuego, sentí que tenía que escapar de cualquier forma".

Su carrera: "Hubiese sido más fácil quedarme en el Barcelona sin jugar, pero necesitaba marcharme. A veces tuve que ser más paciente pero siempre he sido honesto con mis decisiones: siempre quise jugar. Tienes tu carrera pero el Barcelona lo condiciona todo, la gente no valora lo que haces. Siempre he competido bien, en cada temporada, siendo más o menos regular, he llegado a mi mejor nivel. La gente me dice que si hubiese sido más 'hijo de p***' o 'cabr**'... y cuanto más alto llegas, más tienes que serlo. Pero siempre digo que no puedo, y cuando cumplo ese rol dentro del campo me siento totalmente perdido".

"Lo más importante no son los trofeos, son las experiencias, lo que has vivido y lo que hay en tu corazón. Lo que sabes y lo que has vivido no te lo puede robar nadie. Y los que hablaron mal de ti te olvidarán. ¿Si Víctor Valdés, el mejor portero de la historia del Barcelona, ha sido olvidado, cómo no me olvidarán a mí? Y entonces solo quedaré yo, yo y mi orgullo y los momentos únicos que muchísimos futbolistas nunca han vivido".

"Amo el fútbol y eso no me lo puede quitar nadie. Estoy orgulloso de mi cabeza y de lo que he vivido, incluso en los momentos difíciles en los que tienes que ser fuerte. Siempre amaré el fútbol, siempre. Sigo siendo joven, disfruto jugando y no tengo intención de parar todavía".

Fuentes: The Guardian - As.