Lahm: "Tras el gol de Götze fueron los minutos más largos de mi vida"

El capitán de Alemania campeón en Brasil 2014 recordó la gran final con Argentina y las sensaciones vividas tras el gol de Mario Götze.
Avatar del

DPA

1/2
Lahm: "Tras el gol de Götze fueron los minutos más largos de mi vida"(FIFA)

Lahm: "Tras el gol de Götze fueron los minutos más largos de mi vida" | FIFA

Lahm: "Tras el gol de Götze fueron los minutos más largos de mi vida"(FIFA)

Lahm: "Tras el gol de Götze fueron los minutos más largos de mi vida" | FIFA

La vida de Philipp Lahm ha cambiado mucho, pero el capitán de la selección alemana que se proclamó campeona del mundo en 2014 sigue vinculado al mundo del fútbol y estará en Rusia como parte de la delegación germana.

El muniqués, embajador alemán de la Eurocopa 2024, se sienta con la agencia dpa a pocos días de poner rumbo al Mundial de Rusia y analiza el torneo y recuerda la final de Brasil 2014.

En aquel partido, Alemania se impuso 1-0 a Argentina con un gol de Mario Götze en la prórroga. Para Lahm, fue un momento imborrable.

"Desde el gol de Mario Götze hasta el pitido final fueron los minutos más largos de mi vida futbolística. En esos momentos solo pensaba: '¡por favor, por favor, pita ya el final del partido!'", rememora el ex futbolista de 34 años.

-¿Cuánto echa de menos jugar al fútbol ante 70.000 espectadores?

-No echo de menos el estadio ni los espectadores ni el terreno de juego. Si echo algo de menos algo es la atmósfera en el vestuario. Es algo especial. Sin embargo, tuve suficiente como profesional.

-Un ambiente en el vestuario como el que reinó en el Bayern tras la eliminación en las semis de la Champions ante el Real Madrid será algo que echará menos de menos, ¿verdad?

-Es verdad. Hay momentos mejores, pero esto también es parte de ello. En mi carrera también viví amargos fracasos. Y con frecuencia salí fortalecido de ellos. Tanto en la selección nacional como en el Bayern tuvimos que soportar algunas dolorosas derrotas hasta lograr un gran éxito. También aquellos momentos pueden unir a un equipo.

-¿Cuánto ha cambiado su vida tras finalizar su carrera?

-Mis jornadas son variadas. Me puedo ocupar de mis empresas Sixtus y Schneekoppe. Además, tengo la Fundación Philipp Lahm para el deporte y la educación, que este año celebra su décimo aniversario. De momento estamos planeando campamentos de verano. Casi 2.000 niños han trabajado hasta ahora para lograr un estilo de vida más saludable y han aprendido mucho sobre ejercicio, alimentación y desarrollo de la personalidad. Y disfruto del tiempo con mi familia, mi hijo y mi hija de nueve meses. En todo caso no hay tiempo para descansar. También me hace siempre muy feliz acompañar a mi hijo por la mañana a la guardería.

-¿Qué es lo que menos extraña?

Lahm: El "tiempo muerto" en torno a los partidos. El tiempo de espera, en el aeropuerto, en el hotel, hasta viajar al estadio, en el vestuario antes del pitido inicial. Este tiempo de no hacer nada es algo que no echo de menos.

-¿Qué papel juega el fútbol en su nueva vida?

-Siempre me gusta ver partidos en la televisión. Es interesante observar quién y cómo juegan al fútbol. Y como embajador de la Eurocopa soy responsable de lograr, junto con la Federación Alemana, que la Eurocopa 2024 se celebre en Alemania. Organizar en Alemania esta Eurocopa sería de nuevo una buena oportunidad para mostrar la cohesión en Alemania y en Europa.

-¿Qué fue lo que le impulsó a asumir el cargo de embajador?

-Asocio tantos buenos momentos con el fútbol y sobre todo con el Mundial 2006, que enseguida me quedó claro que debía decir "sí".

-Formará parte de la delegación de la DFB que viaja al Mundial en Rusia y estará al menos en el primer partido de la selección alemana en Moscú ante México. ¿Qué espera de este Mundial?

-Estoy feliz y tengo curiosidad por ver qué pasa en el Mundial, que por cierto será mi primero como espectador desde 2002. Como jugador apenas te percatas de la organización y del proceso de un campeonato de este tipo. Uno se concentra en jugar bien. Ahora quiero conocer todo lo que está alrededor.

-¿Confía en sus antiguos compañeros y en Joachim Löw para defender el título en Rusia?

-Confío mucho en Jogi. Ha demostrado que es un muy buen entrenador. Y sabe cómo unir y preparar perfectamente al equipo. Alemania siempre fue un equipo y se alza entre los favoritos.

-Si se para a pensar en Brasil 2014, ¿qué es lo primero que le viene a la cabeza?

-El pitido final en la final. Desde el gol de Mario Götze hasta el pitido final fueron los minutos más largos de mi vida futbolística. En esos momentos solo pensaba: '¡por favor, por favor, pita ya el final del partido!' Poco antes del final Argentina tuvo aún un lanzamiento de falta que ejecutó Lionel Messi. Después Manuel Neuer hizo un saque de puerta y después concluyó el partido. Estos últimos minutos y la primera, segunda hora después es algo que siempre será lo primero en lo que piense.

-¿Cuál fue la clave del triunfo de hace cuatro años?

-Fue una combinación de varios factores. Teníamos un gran equipo con jugadores con experiencia y jóvenes. Teníamos una muy buena cohesión. Y para los grandes títulos se necesita también un poquito de suerte y también la tuvimos en Brasil.

-¿Fue la decisión correcta terminar su carrera como internacional en el punto más álgido, aunque entonces solo tuviera 30 años?

-Sí. Ya antes ya pensaba en que sería mi último partido. Poder retirarte en el punto más alto es algo que también tiene que ver con la suerte. Sin embargo, para mí fue la decisión correcta.

Klaus Bergmann (DPA)