La filosofía de Pekerman, más vigente que nunca

En 1994 Pekerman iniciaba su camino en las selecciones juveniles y 24 años después sus palabras parecen un manual de instrucciones para la AFA actual.

Lucas Burgoa

La filosofía de Pekerman, más vigente que nunca(FIFA)

La filosofía de Pekerman, más vigente que nunca | FIFA

La dirigencia del fútbol argentino tiene en sus manos una oportunidad histórica. La AFA se encuentra ante un momento en el que la Selección debe ser refundada, no sólo porque entró en un lógico recambio generacional en el que varios de los referentes históricos dejan de vestir la malla albiceleste, sino también porque llegó la hora de revivir a los seleccionados juveniles, y para ello habrá que volver a las bases.

Las bases, precisamente, que sentó José Pekerman a mediados de los '90 cuando su proyecto fue elegido por Julio Grondona en esa especie de llamado a concurso que realizó la AFA para asignar al entrenador de los seleccionados juveniles.

El nombre de Pekerman figura entre los que están en consideración de la AFA para resetear a la Selección. Algunas versiones indican que su función sería la de coordinador general, otras que podría ser el DT de la mayor hasta la Copa América del año que viene y luego él mismo designaría al entrenador y quedaría a cargo de un proyecto integral de selecciones nacionales.

¿Será Pekerman? Quizá sea el más idóneo, aunque los últimos antecedentes nos preparan para esperar cualquier cosa. Desde una obviedad hasta una sorpresa, aunque la actual dirigencia del fútbol argentino no tiene la espalda para jugársela y es más probable que tome una decisión "políticamente correcta" que se encuentre con poca resistencia de la prensa y del público en general.

Pero en el caso de que el elegido no sea el DT campeón de los mundiales Sub-20 Qatar '95, Malasia '97 y Argentina 2001, su filosofía hay que tenerla siempre presente a la hora de tomar una decisión.

En las últimas horas, la web de El Gráfico rescató del archivo la nota publicada en 1994 para presentar a Pekerman en sociedad. En esa nota, el entrenador expresaba su parecer ante una realidad de un fútbol argentino que, 24 años después, parece no haber cambiado nada.

"Me parece bien que las dos selecciones se manejen por separado, pero es imprescindible que haya comunicación y objetivos comunes", analizaba en aquel momento Pekerman. La frase, a simple vista, parece una perogrullada. Sin embargo en los últimos años esa conexión pareció no existir.

Está claro que al que asuma en las juveniles le van a exigir resultados. Así es el fútbol argentino, y habrá que saber cargar con ese peso. ¿Qué decía Pekerman en aquel momento? "Para mí el resumen de este trabajo es el siguiente: en inferiores obtener resultados es que aparezcan jugadores".

Finalmente, Pekerman resumía su proyecto con este análisis: "El mío es un proyecto a largo plazo. Tenemos jugadores con capacidad. ¿Cuál será la filosofía? Conseguir resultados, pero por el mejor camino, que para mí surge de un equipo ordenado que sepa resolver las situaciones que se presentan en un partido. La idea general es recuperar la identidad, es decir, la capacidad técnica, la habilidad. Cosas que nos distinguían y que se han ido perdiendo. Recuperar esto no significa renunciar a los adelantos físicos y tácticos".

Casi un decálogo:

  • Trabajo a largo plazo.
  • Un equipo ordenado.
  • Recuperar la identidad.
  • Recuperar la capacidad técnica.
  • Recuperar la habilidad.
  • Aplicar adelantos físicos y tácticos.

A eso habrá que agregarle muchas cuestiones más, como fortalecer las divisiones formativas de los clubes de todo el país, montar una red de reclutamiento en todo el territorio argentino (algo que también hizo Pekerman) y lograr que los clubes se comprometan a apoyar a las selecciones y no poner trabas a la hora de prestar jugadores, por mencionar algunos factores. Pero esa lista de normas puede ser un gran punto de partida, una especie de guía.

Pasaron 24 años. Las palabras de Pekerman están más vigentes que nunca. Es por ahí.

Temas
  • Selección argentina