La FIFA recuerda cuatro clásicos memorables

Palpitando la gran final de la Copa Libertadores entre Boca y River, la FIFA hizo un repaso por cuatro Superclásicos jugados en ediciones en las que uno de los dos terminó siendo campeón.

Avatar del

Sección Deportes

La FIFA recuerda cuatro clásicos memorables

La FIFA recuerda cuatro clásicos memorables

La final de la Copa Libertadores de América 2018 que van a disputar desde el sábado Boca Juniors y River Plate paralizará al planeta fútbol. Jamás hubo un clásico de esta magnitud para definir quién es finalmente el campeón. Y en este caso con un premio extra muy especial: jugar el Mundial de Clubes.

Desde que en 1966 se enfrentaron por primera vez en el marco del máximo torneo continental, el Superclásico se jugó 24 veces, con 10 victorias para Boca, 7 para River y 7 empates. Algunos de esos duelos ayudaron a que uno de los dos terminara gritando campeón.

A través de su sitio oficial, la FIFA recordó cuatro de esos choques históricos como aperitivo de una de las finales más importantes de la historia del fútbol de clubes.

River 0-2 Boca en 1978

Un triangular entre River, Boca y Atlético Mineiro (Brasil) definía un finalista. Los Xeneizes lideraban con dos puntos de ventaja, si los Millonarios ganaban en el Monumental forzaban un desempate. El partido tenía mucho morbo por el duelo de dos técnicos antagónicos como Juan Carlos Lorenzo y Ángel Labruna y por la polémica heredada del Mundial '78, en el que Argentina fue campeón con 5 riverplatenses y ningún boquense.

Los visitantes ganaron con los goles de Ernesto Héber Mastrángelo y Carlos Salinas. "A River lo saqué siempre de la Libertadores. Cada vez que nos enfrentábamos, le metía goles", dijo años más tarde Mastrángelo, que jugó en los dos clubes.

¿Qué pasó luego?

Boca, que venía de ser campeón de la Libertadores '77 y de la Intercontinental, ganó su segundo título sudamericano al ganarle la final a Deportivo Cali, de Colombia.

Boca 1-1 River en 1986

Apenas 10 días después de que Argentina se consagrara campeón del Mundial México '86, comenzó la Copa Libertadores en La Bombonera. River afrontaba el torneo con un peso gigante por no haber sido nunca campeón.

Nery Pumpido, Oscar Ruggeri y Héctor Enrique, campeones del mundo, llegaron casi sin descanso al debut y el equipo no jugaba oficialmente desde abril. Boca había conseguido su clasificación a mediados de junio. Los Xeneizes se pusieron en ventaja con un gol de penal de Alfredo Graciani y fueron muy superiores, pero cerca del final del primer tiempo igualó inesperadamente Roque Alfaro.

¿Qué pasó luego?

River ganó el grupo y fue afirmándose como un equipo letal. En la segunda ronda eliminó a Argentinos Juniors y al Barcelona de Ecuador. Luego se consagraría por primera vez como campeón de América al vencer al América de Cali en la final. "Si Boca nos ganaba ese partido, se hubiese complicado todo. Los jugadores recién venían del Mundial y se había ido Enzo Francescoli. En el club había dudas. Merecimos perder ese día, pero en la vida hay que tener suerte. Y para ganar la Copa, también", reconoció Héctor Veira, técnico millonario.

Boca 3-0 River en 2000

La ida de los cuartos de final se había jugado en el Monumental y había sido triunfo Millonario por 2-1. Boca no había vuelto a salir campeón de la Libertadores desde el '78 y la revancha era una prueba de fuego para un plantel ya campeón argentino con Carlos Bianchi, pero ávido de títulos internacionales. El choque era de lujo: Juan Román Riquelme y Walter Samuel de un lado, Pablo Aimar y Javier Saviola del otro, entre muchas otras estrellas.

Los Xeneizes golearon con los tantos de Marcelo Delgado, Riquelme de penal y uno famoso, el "de la muleta" de Martín Palermo. El 9 volvió a jugar ese día después de una rotura de ligamentos y su estado físico no era el mejor. "Si ellos ponen a Palermo, nosotros ponemos a Enzo [Francescoli, retirado dos años antes]", había bromeado el técnico de River, Américo Gallego. El Loco jugó 13 minutos y definió el duelo con una definición de película.

¿Qué pasó luego?

Tras eliminar agónicamente al América de México en semifinales y vencer por penales al Palmeiras en Brasil, Boca ganó la primera de sus tres Copas Libertadores de la "era Bianchi".

River 1-0 Boca en 2015

Los octavos de final medían al mejor equipo de la primera ronda -Boca había ganado 18 puntos sobre 18 posibles- contra el peor -River avanzó en el último partido con la ayuda de resultados de terceros-. La actualidad se sumaba a la historia de las últimas dos décadas: River no ganaba una Libertadores desde hacía 19 años y en el medio había descendido a la  B Nacional. Boca había levantado 4 desde 2000 y mantenía su paternidad pese a que los Millonarios los habían eliminado meses antes en semis de la Copa Sudamericana.

En un partido trabado y áspero, los locales rompieron los pronósticos y ganaron en su estadio con un gol de penal de Carlos Sánchez. La vuelta se suspendería en el entretiempo por la agresión de hinchas locales a los jugadores riverplatenses.

¿Qué pasó luego?

Los de Marcelo Gallardo golearon en Brasil al Cruzeiro en cuartos, superaron con esfuerzo al Guaraní paraguayo en semifinales y terminaron ganando la tercera y última Copa del club ante el Tigres mexicano en una noche de diluvio sobre el Monumental.

Fuente: FIFA.com

Temas
  • Superclásico Libertadores