Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play

Los asiáticos clasificaron gracias a que sumaron menos tarjetas amarillas que Senegal. Se tuvo que recurrir a este apartado porque tenían la misma cantidad de puntos y goles a favor.
Avatar del

Sección Deportes

1/4
Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play(FIFA)

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play | FIFA

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play(FIFA)

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play | FIFA

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play(FIFA)

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play | FIFA

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play(FIFA)

Japón perdió, pero se metió en octavos gracias al Fair Play | FIFA

La selección de Japón perdió 1-0 hoy ante Polonia en Volgogrado pero aun así clasificó a los octavos de final del Mundial de Rusia, mientras que los polacos pudieron despedirse del torneo con una alegría. Jan Bednarek logró a los 59' el único tanto del duelo para Polonia, que llegaba a esta cita ya eliminada del torneo. 

Los japoneses avanzaron como segundos del Grupo H gracias al triunfo de Colombia 1-0 sobre Senegal, pues aunque igualaban en puntos y diferencia de goles con los africanos, a la postre se clasificaron al tener dos tarjetas amarillas menos. 

El encuentro comenzó a un ritmo alto pero sin un dominador claro de juego. Ambas selecciones tardaron en soltarse y sólo el paso de los minutos permitió ver acercamientos peligrosos sobre los arcos rivales.

 Los polacos llegaban eliminados al último partido y por tanto resultó lógico ver cómo los japoneses, que aún se jugaban la clasificación a octavos, dieron el primer paso al frente y comenzaron a inquietar el arco de Lukasz Fabianski. Yoshinori Muto fue el primero en intentarlo con un remate lejano que obligó al arquero polaco a realizar una buena estirada, y poco después hizo lo propio Gotoku Sakai, sin éxito. 

Fue lo más peligroso en el primer tiempo de una selección japonesa que ofrece intensidad en la presión y buen pie en la creación, pero a la que le cuesta concretarlo en goles. 

 Polonia, por su parte, se mostró paciente e hizo palpable que no jugaba con las urgencias de su rival. Pudo ponerse en ventaja pasada la media hora de juego en un centro lateral que remató de cabeza Kamil Grosiki y que no abrió el marcador porque el japonés Eiji Kawashima dio una lección de agilidad y reflejos volando sobre la línea e impidiendo que la pelota la cruzara en el último instante. 

De hecho, muchos en el Volgogrado Arena pensaron que había sido gol, algo que la tecnología de la línea de gol descartó por completo. Fue en otro balón aéreo, ya en la segunda parte, cuando Polonia logró ponerse en ventaja. Rafa Kurzawa ejecutó una falta lateral y centró al corazón del área, donde un grave despiste defensivo de la zaga japonesa dejó libre de marca a Jan Bednarek, que sólo tuvo que empujar la pelota a la red. 

 Un gol que en ese momento ponía en peligro las posibilidades de Japón, por lo que aparecieron las prisas en el conjunto dirigido por Akira Nishino, las cuales no favorecieron sus problemas de definición. 

Sus constantes centros al área de Fabianski no terminaban de transformarse en peligro real de gol y por el contrario, cuando Polonia respondía a balón parado o al contraataque lo hacía con contundencia. Robert Lewandowski estuvo a punto de ampliar la ventaja en uno de ellos tras recibir un pase de la muerte de Grosiki que el delantero del Bayern de Múnich definió demasiado arriba. Sin embargo, el tramo final se vivió bajo una extraña calma. 

Las noticias de la victoria colombiana llegaron al estadio y tanto japoneses como polacos se limitaron a mover la pelota de un lado al otro hasta el final bajo claros silbidos de los espectadores, dado que el resultado servía a los intereses de los nipones, que se clasificaron por el criterio de "fair play". 

De esta forma, Polonia pudo despedirse de Rusia 2018 con una alegría después de perder los dos primeros partidos, por 2-1 ante Senegal y por 3-0 ante Colombia. Japón, por su parte, ganó 2-1 a Colombia en su debut en Rusia 2018 y empató 2-2 con Senegal en su segundo encuentro.