Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual

Si disputó un nuevo torneo de Selecciones Mayores y Mendoza terminó segundo en damas y tercero en caballeros. Otra vez será.
Avatar del

Laura Zeier

1/6
Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(Gentileza Emmanuel González)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | Gentileza Emmanuel González

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(Gentileza Emmanuel González)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | Gentileza Emmanuel González

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(Gentileza Emmanuel González)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | Gentileza Emmanuel González

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(Gentileza Emmanuel González)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | Gentileza Emmanuel González

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(CAH)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | CAH

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual(Gentileza Emmanuel González)

Hockey: no importa el título, Mendoza es de oro igual | Gentileza Emmanuel González

Una nueva edición del máximo torneo de selecciones, a nivel nacional, se disputó en la provincia de Salta. 

Los mejores equipos del país protagonizaron cuatro días de una intensa competencia, que consagró a Buenos Aires como tetracampeón, en damas, y a Litoral por primera vez en la historia, en caballeros. 

De esta forma los podios de ambas competencias quedaron definidos de la siguiente manera:

Damas: Buenos Aires, Mendoza y Tucumán

Caballeros: Litoral, Córdoba y Mendoza

Cuando finaliza un torneo de tal envergadura, luego de arduos procesos de entrenamientos, selección de jugadores y búsqueda de estrategias para estar en lo más alto del país, los jugadores, el cuerpo técnico y el público que sigue al hockey hacen un análisis de la actuación de los Seleccionados que representan a la provincia.

Es verdad que hace años que Mendoza no se consagra campeón en un Mayor, pero también es verdad que marca precedente en todas sus ediciones subiendo al segundo o tercer lugar de los podios femenino y masculino.

Está claro que falta recorrer caminos para que los equipos mendocinos sean los mejores del país, en forma indiscutida. Porque en el medio siempre está Buenos Aires, Córdoba, Litoral, entre otros equipos, que hacen resistencia y siempre muestran entre sus líneas el nivel más alto del deporte.

Más allá de que nuestra provincia es una de las principales proveedoras de jugadores de selección nacional y muchos mendocinos derrochan magia en el resto del mundo, aún no puede superar el ritmo de juego que poseen otros lugares, sobre todo Buenos Aires.

Sin embargo, Mendoza no le teme a Buenos Aires y le hace frente porque tiene con qué. Y eso quedó demostrado en este torneo que terminó en la provincia de Salta.

Los caballeros alcanzaron su objetivo como equipo tras igualar con la gran potencia, en la fase de grupo, y luego eliminar su presencia en el podio superando al elenco bonaerense por penales australianos. Pero, fuera de la hazaña, nadie les sacó el sabor amargo que dejó el hecho de no jugar la final.  

En damas, a su vez, la final del torneo fue de igual a igual para Mendoza y Buenos Aires. Por más que el combinado de Lucas Ghilardi no pudo festejar el título que obtuvo por última vez en el 2013, dejó manifiesto su nivel y sus crecimiento ante un equipo que alista a grandes jugadores (entre ellas leonas) y mantiene su supremacía desde hace cuatro años consecutivos.  

Muchos piensan que quizá Mendoza todavía no esté a la altura de otras provincias, posiblemente quede camino por recorrer pero si hay algo que no le falta a esos jugadores/as es constancia, sacrificio y perseverancia.

Y con equipos así, tarde o temprano se llega y se festeja.

Por eso, hoy más que nunca, podemos decir que el oro muchas veces no se obtiene con un título y Mendoza sabe de eso, porque cuando se menciona a la provincia, no suenan un par de jugadores... cuando se nombra a MENDOZA, suena un equipo entero y con eso basta.

Eso sí es un objetivo cumplido, eso sí es de oro. Y si se preguntan por el título, no importa, otra vez será.