Deportes El Legrotaglie es una fiesta

Gimnasia ascendió a la B Nacional

El Lobo venció 1 a 0 a Defensores de Villa Ramallo y vuelve a la segunda categoría del fútbol argentino. Cristian Llama, el autor del gol. ¡Salud, Lobo!
Avatar del

Sección Deportes

1/5
Gimnasia ascendió a la B Nacional(Alfredo Ponce / MDZ)

Gimnasia ascendió a la B Nacional | Alfredo Ponce / MDZ

Gimnasia ascendió a la B Nacional(Alfredo Ponce / MDZ)

Gimnasia ascendió a la B Nacional | Alfredo Ponce / MDZ

Gimnasia ascendió a la B Nacional(Prensa Gimnasia)

Gimnasia ascendió a la B Nacional | Prensa Gimnasia

Gimnasia ascendió a la B Nacional(Alfredo Ponce / MDZ)

Gimnasia ascendió a la B Nacional | Alfredo Ponce / MDZ

Gimnasia ascendió a la B Nacional(Alfredo Ponce / MDZ)

Gimnasia ascendió a la B Nacional | Alfredo Ponce / MDZ

Gimnasia le ganó esta noche en su estadio a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo por 1 a 0, en el cotejo de vuelta de la final del reducido del torneo Federal A de fútbol y ascendió a la Primera B Nacional, gracias a la anotación marcada por Cristian Llama, a los 18 minutos del segundo tiempo.

El partido fue intenso. Si bien siempre Gimnasia tuvo la iniciativa, la visita no se desordenó y eso complicó las aspiraciones del equipo mendocino. Tuvo, de arranque, la apertura pero Palacios Alvarenga no le pudo dar bien de cabeza. 

Después, con el correr de los minutos, el juego cambió por los nervios. El Lobo buscaba aunque sin poder encontrar la manera de romper el cerrojo defensivo de Defensores, hasta que Llama se animó, encaró y con un tremendo remate venció la resistencia del arquero visitante que tuvo una gran noche. 

La ventaja le dio la tranquilidad necesaria al Mensana y descontroló a los jugadores visitantes que no lograron sostener la concentración y así terminaron con dos menos por las expulsiones de Torren y Galvaliz. 

Esa superioridad numérica le permitió al Lobo contar con espacios y tuvo algunas para sentenciar el partido pero nuevamente con Olivera que ahogó un nuevo grito. Así llegó el pitazo y se desató la fiesta. Gimnasia volvió y recuperó un lugar que no debió perder. El Lobo está, y lo merece.