Getzelevich contó detalles de los Juegos Olímpicos de la Juventud

El Coordinador del Programa Buenos Aires 2018 habló en MDZ Social Club, destacó a deportistas locales y detalló el trabajo de preparación para estos Juegos.
Avatar del

Sección Deportes

1/2
1(Gentileza)

1 | Gentileza

0(Gentileza)

0 | Gentileza

A menos de 70 días del inicio de los Juegos Olímpicos de la Juventud en la Ciudad de Buenos Aires, en donde miles de jóvenes promesas del deporte pisarán suelo argentino, Santiago Hernandorena, en su programa MDZ Social Club, dialogó el pasado sábado con el responsable del Programa Buenos Aires 2018, Carlos Getzelevich, quien describió el arduo trabajo que se ha estado llevando a cabo desde hace varios años para la captación de talentos y para a su vez insertarlos en la alta competencia.

Carlos comenzó la entrevista comentando lo que significa para el deporte Argentino que se disputen en Buenos Aires estos juegos, "Por un lado es un orgullo porque es muy difícil que el Comité Olímpico Internacional de a cualquier país la organización, en este caso en julio de 2013 se decidió Argentina y ese fue un gran avance para ver como es un Juego Olímpico mas allá de que no sea la misma estructura que uno tradicional, ya que acá son menos deportes, hay actividades culturales y no hay un medallero como lo habría en un Juego Olímpico tradicional, pero tener la posibilidad de poder dejar después una infraestructura deportiva de primera generación como va a pasar con esta Villa Olímpica, todo lo que significa poder recibir a 4000 deportistas del exterior y sobre todo un legado grande como es este programa 2018 del ENARD, que se ha podido llevar a cabo gracias a la Secretaría de Deportes y también obviamente al Comité Olímpico Argentino".

Con respecto a la importancia para los deportistas argentinos, Getzelevich opinó: "el programa creó futuro, mas allá de que son pocos chicos, 75 en deportes individuales y seis equipos, van a ser alrededor de 140 chicos. Para nosotros fue una excusa hacer este programa para realmente cambiar un poco el paradigma de la estructura y tener una base mas sólida y seguramente aquellos deportistas que no lleguen a estos juegos pero que están dentro del ámbito deportivo federativo, pueden llegar más adelante. Ahora la base es mas sólida y a eso se apuntó.

También habló del inicio de este programa 2018, "luego de la designación en 2013, el ENARD comenzó en 2014 la captación de los talentos, se buscó por todas las provincias del país, en diferentes situaciones como los Juegos Evita, una evaluación de actitud física en las 24 provincias y un censo federativo. A partir de ahí pudimos recolectar los datos de los mejores chicos categoría 2000 y 2001, que eran la mayoría de los que iban a estar en estos juegos y a partir de ahí se buscó ese talento y se pasó a la fase dos, se pusieron centros de desarrollo de diferentes puntos del país, en donde se pudo trabajar con los chicos y después de mucho esfuerzo, mucho trabajo, los chicos pudieron salir a competir internacionalmente dentro del continente para poder medir fuerzas y ver como estaban con respecto a los demás. Ahora ya en la última fase, que empezó en octubre, estamos compitiendo de igual a igual con las potencias y la verdad que hemos tenido muy buenos resultados. Por ejemplo, en los últimos Juegos Odesur, Argentina logró 38 medallas de oro, contra 12 de los anteriores. Mas allá de esto hoy podemos tener a un Bautista Amieva en Beach Vóley, que la semana pasada llegó a jugar una semifinal del mundo en China, o un Facundo Firmapaz, otro mendocino, que ha ganado competencias en Europa y ha podido competir con adultos. También tenemos chicos en Remo como Tomás Herrera, que está con gran nivel. La verdad que Mendoza en este sentido ha aportado muchos deportistas, capaz que lleguen pocos, 10 o 12, pero queda una reserva de deportistas en la provincia de Mendoza para el futuro".

Luego se refirió a las dificultades de los deportistas una vez que pasan su etapa de juveniles, "En deportes individuales siempre Argentina tuvo una falencia muy grande, tanto en juveniles como en mayores. Con este programa se apuntó mucho mas a los deportes individuales que a los grupales. Igual esto pasa en el mundo, quizás de 10 o 12 deportistas en menores tal vez llegan solo dos, pero la ideas desde el ENARD es darle una transición hasta el alto rendimiento.

En relación a la importancia de poder clasificar más deportistas a los Juegos más allá de que después saquen o no medallas, opinó, "En Nanjing, en donde se desarrollaron los últimos Juegos de la Juventud, Argentina clasificó por derecho propio a tres atletas, mientras que después del trabajo que estamos realizando han clasificado 12 atletas y lo mismo ha sucedido con natación, que de un deportista con marca A, ahora pasamos a 8, después por cosas del deporte el día de la competencia, por mas de que estés en el mejor nivel, quizás justo en ese momento no salen las cosas."

Finalmente, refiriéndose a su deseo para después de los Juegos, destacó la importancia de la continuidad del programa para que no sea algo espasmódico, solo para este juego, sino que para poder competir de igual a igual al resto es necesario tener mas atletas bien entrenados y esa pirámide tiene que ser mucho mayor para que cuando lleguen arriba, sea con una consolidación importante.