Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

El padre de Ozil se refirió a los dichos del manager, Oliver Bierhoff, y redobló la apuesta. El volante fue uno de los más criticados, hasta por el ex jugador.
Avatar del

DPA

1/4
Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

Explotó la interna alemana tras la pronta eliminación

El padre del internacional Mesut Özil criticó con dureza al mánager de la selección germana de fútbol, Oliver Bierhoff, por asegurar en una entrevista que quizás había sido un error convocar al jugador para el Mundial de Rusia tras el revuelo que causó una foto del turco-alemán con el criticado presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

"Estas declaraciones son una desfachatez. En mi opinión, solo sirven para salvar su propia cabeza", indicó en conversación con el dominical "Bild am Sonntag" Mustafa Özil, quien durante años dirigió la carrera deportiva de su hijo y con el que ahora mantiene una relación distante.

Özil padre explicó que las cuestionadas fotos con el presidente turco, que generaron grandes críticas en la potencia europea y llevaron a ensombrecer los preparativos de los alemanes para el Mundial, no respondían a una motivación política, sino que su hijo simplemente había posado con el mandatario por cortesía.

Asimismo, recalcó que la retirada de su hijo de la "Mannschaft" constituye una "cuestión muy complicada" aunque reconoció que él, de encontrarse en su posición, pondría fin a su carrera como internacional diciendo "gracias, esto fue todo".

Mesut Özil todavía no ha despejado dudas sobre su futuro en el combinado nacional alemán. Este fin de semana, el 92 veces internacional, que actualmente se encuentra de vacaciones, publicó una foto en su perfil de la red social Twitter acompañada por el siguiente mensaje: "Ten fe y agradece a dios por todas las bendiciones".

"Nunca forzamos a ningún jugador del combinado alemán a hacer nada, sino que siempre tratamos de resolver las cosas hablando. Esto es algo que no conseguimos con Mesut. Por eso tendríamos que haber sopesado prescindir de él a nivel deportivo", dijo Bierhoff en una entrevista publicada el viernes en el diario alemán "Die Welt".

Özil y su compañero de selección Ilkay Gündogan se fotografiaron con Erdogan y fueron el centro de un escándalo que persiguió a la selección germana durante toda la fase de grupos del torneo.

Gündogan aseguró que ni él ni Özil habían tenido la intención de lanzar un mensaje político, pero Özil mantuvo un silencio que dio pie a muchas interpretaciones.

Ambos fueron incluidos en el plantel germano y a Özil se le permitió ausentarse el día en el que el equipo se reunía con los medios de comunicación. Los alemanes sufrieron en Rusia la peor de las suertes en un Mundial al quedar por primera vez eliminados en la fase de grupos.