El video de una maratón que recorre el mundo

La bielorrusa Volha Mazuronak se impuso en la prueba de maratón del Campeonato Europeo de atletismo y dejó una imagen impactante.
Avatar del

DPA

1/2
1

1

0

0

La bielorrusa Volha Mazuronak, con una imagen que recorrerá el mundo por llegar con su cara y su pecho manchado de sangre por una hemorragia nasal, se impuso en la prueba de maratón del Campeonato Europeo de atletismo que culminará hoy en Berlín y que tuvo al belga Koen Naert como vencedor entre los hombres.

Mazuronak, de 29 años y quinta en la maratón de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, confirmó su favoritismo pese a una hemorragia nasal que sufrió cuando promediaba la competencia. El percance no le impidió continuar con su ritmo y llevarse la victoria.

Entre los varones, Naert marcó una clara diferencia con sus rivales y, a pesar del calor en la capital alemana, logró su mejor marca personal y el récord para el torneo.

En un circuito de poco más de 10 kilómetros por las calles céntricas de Berlín que los atletas recorrieron cuatro veces, Naert tomó la delantera y ya en el kilómetro 35 había establecido una importante ventaja sobre sus rivales, para finalmente imponerse con un registro de 2:09:51 horas.

Con una bandera belga en la mano y gritando de alegría, Naert cruzó la meta tras los clásicos 42,195 kilómetros con una abrumadora diferencia de 1:33 minutos sobre el suizo Tadesse Abraham, que así celebró su cumpleaños 36, y 2:18 minutos sobre el italiano Rachik Yassine.

"¡Esto es increíble! Venir aquí y lograr el triunfo, realmente todavía no caigo", dijo Naert, el primer belga en ganar la carrera desde que Karel Lismont lo hiciera en 1971 en Helsinki. "Estaba realmente nervioso antes y durante la carrera, pero sabía que tenía que ser muy paciente. Así que esperé hasta el momento adecuado para alejarme del grupo", explicó sobre su estrategia.

Mazuronak, en tanto, pasó un momento difícil cuando promediaba la tercera vuelta, ya que sufrió una hemorragia nasal. Sin embargo, pudo recomponer su marcha y en el último giro se escapó junto a la francesa Clemence Calvin, para confirmar las expectativas en la recta final.

La bielorrusa, quinta en los últimos Juegos Olímpicos, arribó a la meta con un registro de 2:26:22 horas, con una ventaja de seis segundos sobre Calvin, que en su primera maratón logró la medalla de plata, mismo resultado que había conseguido el Europeo pasado en los 10.000 metros. La checa Eva Vrabcova-Nyvltova completó el podio.