El último escritoriazo de Boca: fue al TAS

El club presentó su reclamo en el Tribunal de Arbitraje de Suiza para que le den por ganado el partido revancha ante River. Tiene tiempo para dar los fundamentos.

Avatar del

Sección Deportes

El último escritoriazo de Boca: fue al TAS

El último escritoriazo de Boca: fue al TAS

Boca Juniors presentó este viernes ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) un recurso para solicitar que el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, que se suspendió el sábado 24 de noviembre por las agresiones al micro que trasladaba a su plantel, se le dé por perdido a River Plate.

La Cámara de Apelaciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) desestimó el jueves el recurso de apelación presentado el 30 de noviembre por Boca, que agotará sus opciones con un nuevo recurso ante el TAS.

El club pedirá en su recurso al TAS que se aplique el mismo criterio que en el choque entre River y Boca de la Copa Libertadores de 2015, cuando River se clasificó para cuartos de final tras la descalificación de Boca.

En aquella ocasión el partido fue suspendido tras un ataque con gas pimienta a los jugadores de River en el entretiempo del partido en La Bombonera y la Conmebol decretó a Boca perdedor por 3-0.

Siguiendo este precedente, Boca pedirá ahora al TAS que se dé por perdido el partido del día 24 de noviembre pasado a River y sea eliminado de la competición.

El TAS, con sede en Lausana (Suiza), no ha notificado aún la recepción de un recurso por parte de Boca. La instancia arbitral actualizó este jueves la lista de sus próximas audiencias y no hay ninguna prevista hasta el lunes.

Una vez recibido un recurso, el TAS designa un panel de tres árbitros. Cada una de las partes en litigio -en este caso serían la Conmebol y Boca Juniors- eligen a uno entre la amplia lista del TAS y la división de apelaciones del TAS nombra al tercero, que actúa de presidente.

Las partes son convocadas a una audiencia en la que pueden presentar pruebas y argumentar sus posturas. Aunque habitualmente las decisiones del panel se comunican unas semanas después, en algunos casos de apelación se emiten en la misma jornada en que se celebra la audiencia.

Los árbitros se basan para tomar su decisión en la normativa del organismo implicado en el recurso, la Conmebol, y subsidiariamente en la ley del país en el que está ubicado, en este caso Paraguay.

Temas
  • Superclásico Libertadores