El tenso careo entre Canelo y Golovkin en el pesaje

Ambos pasaron con éxito la báscula y tuvieron un intenso encuentro en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Mañana se enfrentan en la considera pelea del año. 

Avatar del

Sección Deportes

El tenso careo entre Canelo y Golovkin en el pesaje

El tenso careo entre Canelo y Golovkin en el pesaje

 Los boxeadores Saúl "Canelo" Álvarez y Gennady "GGG" Golovkin cumplieron con el peso y se vieron las caras hoy por última vez antes de su combate del sábado por el título mundial de los pesos medianos en Las Vegas, Nevada.

Ambos peleadores se enfrentarán por segunda vez en sus carreras, después de un polémico empate en septiembre de 2017 que permitió que hubiera una "revancha" para definir al mejor de los pesos medianos.

Tanto Álvarez como Golovkin pesaron un poco menos de las 160 libras (72,57 kilos), el límite de la división de los medianos, en la ceremonia de pesaje en el T-Mobile Arena de la ciudad estadounidense.

"El sábado tendremos una gran pelea de la que saldré victorioso. Voy a mostrarles todo el trabajo que he hecho durante todo el entrenamiento, ese es el principal rival, lo de mañana es lo más fácil", manifestó el mexicano. "Yo no voy a hablar de él (Golovkin), yo hablo en el cuadrilátero, mañana se verá", añadió. Cuando tomó la palabra, el mexicano fue parcialmente abucheado por la afición.

El ambiente fue inmejorable en el recinto. De acuerdo con "Golden Boy", la promotora de la pelea, propiedad del ex boxeador Óscar de la Hoya, hubo "miles" de aficionados que llenaron el lugar.

Durante el careo del mexicano y del kazajo, los boxeadores se tocaron con la frente y provocaron que hubiera empujones entre los equipos de cada uno para defender a su peleador.

"Yo estoy relajado, él (Álvarez) es un cobarde", expresó el kazajo tras los forcejeos. "Quiero el nocaut, sería un gran regalo para mí conseguirlo", sentenció.

Golovkin defenderá sus dos títulos mundiales de peso mediano, el del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y el de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). El de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) le fue retirado, ya que, a la espera de su pelea con Álvarez, no quiso defenderlo en agosto pasado como marcan sus estatutos.

Además, el kazajo de 36 años defenderá su invicto de 38 victorias –34 por nocaut– y un empate ante un récord similar de Álvarez, que suma 49 victorias –34 por nocaut–, una derrota y dos empates.

Mauricio Sulaimán, presidente del CMB, aseguró a la cadena "Televisa" que "quien gane mañana será definitivamente el mejor libra por libra del mundo". "Es una pelea que tiene elementos para compararse con las mejores", añadió.

Temas
  • Boxeo