El hijo de la guerra: "Modric tuvo que esquivar bombas en la guerra"

El biógrafo del astro croata contó en MDZ Radio cómo fue su infancia. La historia de una generación marcada por la violencia que logró la resiliencia.
Avatar del

MDZ

1/2
El hijo de la guerra: "Modric tuvo que esquivar bombas en la guerra"(FIFA)

El hijo de la guerra: "Modric tuvo que esquivar bombas en la guerra" | FIFA

El hijo de la guerra: "Modric tuvo que esquivar bombas en la guerra"(FIFA)

El hijo de la guerra: "Modric tuvo que esquivar bombas en la guerra" | FIFA

El mundial y sus circunstancias tienen en vilo a todo el mundo. Errar un penal parece la muerte. Pero al conocer las historias que hay detrás de quienes patean, todo toma otra dimensión. De eso sabe Luka Modrić, el mejor jugador de Croacia. Es que antes de ser una estrella de fútbol, fue un hijo de la guerra. "Cómo crees que se va a poner nervioso al patear un penalti si cuando era chico tenía que esquivar bombas, refugiarse y hasta vio cómo asesinaban gente", contó a MDZ Radio Vicente Aztiparte, el periodista que escribió la biografía de Luka Modrić.

La de Modrić es una historia de resiliencia que sorprende. "Toda historia de superación genera mérito, pero en este caso se trata de vivir los horrores de la guerra. Como ver a sus abuelos cómo los asesinaban en su aldea. Ver cómo te conviertes en un refugiado de guerra en tu propio país", contó el biógrafo.

Escuchá la historia completa del "hijo de la guerra"

 

Todo el equipo croata creció en medio de la guerra, aunque con improntas distintas. Mientras hubo familiar que decidieron emigrar, otros debieron quedarse. "Él encuentra refugio en los juegos con sus amigos. Tuvo que saber esconderse, ir a los campos de fútbol cuando no había bombardeos. Cuando sonaban las sirenas de los bombardeos tener que esconderse. Qué dificultad puede encontrar en un penalti si ha visto cómo morían asesinados familiares cercanos, o haber vivido un bombardeo", relató el periodista español. Para su trabajo biográfico entrevistó a amigos, familiares y al propio protagonista. Y en su libro retrata esas vivencias.

"En sitios como los Balcanes nadie quiere hablar porque es un horror, quieren pasar página. Cuando hablas con Modrić te das cuenta que quiere mirar hacia adelante, como todos los croatas. Ha sido relevante contar esto porque esa historia le acompaña y así se pueden entender de dónde viene. Cada uno lo vivió como pudo. Los reproches son difíciles de ser. Fue un refugiado en su propio país, porque se quedó a vivir los horrores ahí. Se encontraba en el epicentro de la guerra y logró sobrevivir", describió Vicente.

Tras pasar la infancia en medio de la guerra, la lucha de Modrić no terminó. Como le ocurrió a Messi, a él también lo marginaban de los grandes equipos por su físico. Sin embargo logró vencer también esa adversidad. "Cuando termina la guerra se refugia en el fútbol y encuentra camino ahí. Las dificultades las tuvo por su físico, por su peso, por su estatura. Las circunstancias fueron esas...logró que todo cambiara y ahora hay murales en su honor. Luego dio un salto a la Premier", contó Aztiparte.