El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico

El campo de juego del estadio provincial ha sido cuidado especialmente y esta noche lucirá como un billar para la final de la Supercopa.
Avatar del

Sección Deportes

1/4
El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico(Prensa Gobierno de Mendoza)

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico | Prensa Gobierno de Mendoza

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico(Pachy Reynoso/MDZ)

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico | Pachy Reynoso/MDZ

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico(Prensa Gobierno de Mendoza)

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico | Prensa Gobierno de Mendoza

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico(Pachy Reynoso/MDZ)

El césped del Malvinas, impecable para el Superclásico | Pachy Reynoso/MDZ

Los mendocinos ya estamos acostumbrados a que el estadio Malvinas Argentinas reciba eventos de primer nivel internacional y esta noche no será la excepción. Para la gran cita que se darán Boca y River en el estadio provincial, el césped del campo de juego estará en óptimas condiciones y a la altura de las circunstancias.

Manuel Horno, ingeniero agrónomo encargado del mantenimiento del estadio, aseguró que para esta noche el césped no estará 10 puntos: "El campo de juego está muy bueno, en realidad estaba lindo, lo estábamos manteniendo en muy buenas condiciones y el campo de juego estaba muy bueno, pero con el compromiso este que nos confirmaron hace unos 40 días, hubo que redoblar esfuerzos y tratar de hacer lo posible para tenerlo no 9 puntos ó 9 puntos y medio, sino 10 puntos y medio, 11".

En diálogo con TNT Sports, Horno explicó que uno de los factores que jugó a favor es que el estadio no pertenece a ningún club y, por lo tanto, no se entrena todos los días y "tenemos mucha menos presión sobre el campo de juego".

"El campo de juego está listo para usar prácticamente desde el viernes de la semana pasada", aseguró el ingeniero, y agregó que los últimos trabajos realizados tuvieron que ver con cuestiones estéticas y con la demarcación del campo de juego.