El Patón nos toma por boludos

Ante el mediocre rendimiento en el Monumental, Edgardo Bauza subestimó el conocimiento de los periodistas y del público mismo.
Avatar del

Ariel Fernández (enviado especial a Buenos Aires)

1/2
El Patón nos toma por boludos(Télam)

El Patón nos toma por boludos | Télam

El Patón nos toma por boludos(Télam)

El Patón nos toma por boludos | Télam

En la previa al choque ante Chile por las Eliminatorias Sudamericanas hablamos del doble discurso del entrenador del seleccionado argentino, Edgardo Bauza. Y si bien en aquellas conferencias habíamos encontrado contradicciones y argumentos que eran incompatibles, lo de anoche en la rueda de prensa fue sencillamente lamentable.

Edgardo Bauza subestima el conocimiento de los periodistas y del público mismo, que ante los ojos de todos, observaron a un seleccionado que jugó uno de los peores partidos en muchísimo tiempo. Habría que retroceder varios años y varios técnicos para encontrar un rendimiento tan decepcionante como el de anoche en el estadio Monumental.

Bauza nos toma de ingenuos diciendo que: "La Argentina jugó un partido brillante". No fue precisamente el encuentro de anoche el que pudo dividir las aguas en cuanto al rendimiento del equipo. En su afán de querer y necesitar quedar posicionado respecto a los protagonistas, los expone y muestra su cara más débil, y ya fuera de los 90 minutos, que es sentado en una silla expresando sus sensaciones.

Se escuda diciendo: "Argentina jugó un partido muy bueno, tanto en defensa como en ataque". Y algo que llama realmente la atención: "Con el gol de Messi el partido se cerró". Con el gol de Leo quedaba más de una hora de partido y con un Chile que fue superior a la Argentina en la mayoría de ese lapso de tiempo. No se entiende el partido que ve el DT o el que le quiere hacer ver al periodismo y a la gente, que lejos de ser boba, entiende mucho más de esto de lo que él cree.

Evidentemente Edgardo Bauza necesita un asistente de comunicación. Cada vez que declara expone más sus falencias. Cada vez que declara, nos hace creer que somos boludos.