El "Mundialito" que evalúa Uruguay si no es sede en 2030

En Uruguay estudian un plan B si la FIFA no concede la organización conjunta con Argentina y Paraguay para 2030.
Avatar del

DPA

1/2
El "Mundialito" que evalúa Uruguay si no es sede en 2030(Télam)

El "Mundialito" que evalúa Uruguay si no es sede en 2030 | Télam

El "Mundialito" que evalúa Uruguay si no es sede en 2030(Télam)

El "Mundialito" que evalúa Uruguay si no es sede en 2030 | Télam

Uruguay estudia un Plan B para el caso que la FIFA no le conceda la co-organización del Mundial de fútbol del año 2030 con Argentina y Paraguay, reveló hoy el subsecretario de Deporte, Alfredo Etchandy.

"A Uruguay siempre le queda una nueva posibilidad" porque puede plantearse otra manera de celebrar los cien años del primer Mundial, realizado en Montevideo en 1930, recordó Etchandy.

Para el funcionario del gobierno uruguayo, la idea que se maneja es organizar algo más pequeño, una especie de Mundialito, como el de 1980-81 y del que participaron las selecciones de Argentina, Brasil, Alemania, Italia y Holanda, además de los anfitriones.

Etchandy considera igualmente que un Mundial, aunque sea co-organizado con países vecinos, "le va a servir a Uruguay desde muchos puntos de vista, ya que el país turísticamente se daría a conocer y pasaría a estar en la consideración pública".

Pero un festejo centenario permitiría eventualmente ahorrar mucho dinero e incluso ganar, porque obligaría a la FIFA a participar y ayudar en la remodelación del estadio Centenario, que fue una de las sedes del primer mundial de fútbol.

"La remodelación debería pagarla la FIFA, porque nuestro estadio es un monumento del fútbol mundial. Esta idea hay que tenerla en la manga para sacarla a relucir en el momento oportuno. Además, no tendría el costo de un Mundial, podríamos hacerla en 10 o 15 días y sería una especie de mundialito" explicó Etchandy.

El secretario de Deporte, Fernando Cáceres, ya había planteado algunos reparos a la organización del Mundial de 2030 cuando señaló que "Uruguay no está dispuesto a ceder a las exigencias de la FIFA y ser sede a cualquier costo".

Sin dar otros detalles, Cáceres dijo que "renunciar a lo que es la soberanía de un país en función de una candidatura de un Mundial, hoy por hoy y con lo que ha ocurrido en la FIFA, es inaceptable", dijo el funcionario uruguayo.

Otra voz discordante fue la de Federico Irazábal, sociólogo y experto en comunicación política, quien declaró al diario La República de Montevideo que "organizar un Mundial no es un buen negocio para Uruguay".

"Nadie te asegura una amplia concurrencia al Mundial y el Estado debería hacer una inversión millonaria, que podría generar niveles de descontento social importantes", declaró Irazábal.

Además de Argentina, Uruguay y Paraguay aspiran a organizar el Mundial del 2030, entre otros países, Inglaterra, las dos Coreas, Japón, China y Marruecos.