El Atlético Madrid ganó sobre el final

El Colchonero de Simeone derrotó sobre el final 3 a 2 al Athletic de Bilbao y quedó a una unidad del Barcelona, el puntero de La Liga.

Avatar del

seccion deportes

El Atlético Madrid ganó sobre el final

El Atlético Madrid ganó sobre el final

El Atlético de Madrid salvó hoy tres puntos angustiosos al ganar 3-2 al Athletic de Bilbao con un gol de Diego Godín en el descuento que permitió a su equipo situarse provisionalmente a un punto del Barcelona, líder de la Liga española de fútbol.

El partido, correspondiente a la duodécima jornada del torneo, tuvo más emoción y esfuerzo que calidad. Y fue el conjunto local el que levantó los brazos en señal de victoria al voltear el duelo en sendas jugadas de estrategia en los últimos minutos.

El Atlético comenzó el choque con un enorme ímpetu, adelantando mucho la presión y recuperando pronto la pelota ante un Athletic que no encontraba la forma de dar tres pases seguidos. Aun así, el conjunto local no creó ocasiones claras de peligro a pesar de su dominio.

Con el paso de los minutos, la intensidad del juego rojiblanco fue disminuyendo y el Athletic comenzó a encontrarse más cómodo con la pelota y, sobre todo, disminuyó su sensación de agobio. El partido se equilibró y el equipo de Berizzo comenzó a dar cierta sensación de peligro con sus contraataques. Así hasta que llegó su primer gol.

Ocurrió a los 36 minutos en una jugada muy bien trenzada por los vascos. Susaeta ganó la espalda a Filipe Luis, puso un buen centro, San José remató, Oblak repelió, el balón fue hacia el palo e Iñaki Williams empujó a la red.

El gol sembró cierto desconcierto en el Atlético, que se fue al descanso en desventaja en el marcador y con la sensación de que tenía que cambiar muchas cosas para enderezar el rumbo.

La segunda mitad comenzó parecida hasta que a los 58 minutos Oblak tuvo que hacer una parada espectacular a remate de Williams. Y tres minutos más tarde, y sin que hiciera demasiado el Atlético, llegó el empate. Fue en un tremendo disparo de Thomas que pilló distraído a Herrerín.

Sin embargo, al Atlético no le dio tiempo a paladear el gol porque dos minutos después el Athletic volvió a desequilibrar el duelo con un nuevo tanto de Williams, esta vez en un mano a mano impecable ante Oblak.

El choque se le puso muy cuesta arriba a un Atlético que no encontraba la manera de romper el muro de un rival relativamente cómodo en defensa y que seguía amenazando con sus contraataques.

Los rojiblancos tuvieron que recurrir a la estrategia para volver a empatar el encuentro. Fue a los 80 minutos, con un saque de esquina impecablemente rematado por Rodrigo, cuyo cabezazo resultó inapelable.

Los últimos minutos fueron de dominio del Atlético y fue en la última jugada cuando logró el sufrido triunfo. Cómo no, en otra jugada a balón parado, con Godín como ejecutor final. El equipo rojiblanco volvió a caminar sobre el alambre, pero esta vez salió ileso. A cambio, el Athletic flirtea con el descenso con sus apenas diez puntos y 11 jornadas sin ganar.

 
Temas
  • La Liga