¿Cuál es el límite para las gastadas?

La fecha de los clásicos terminó, pero las burlas siguen y hay que tener cuidado con el mensaje.
Avatar del

Deborah Puebla

1/5
¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

¿Cuál es el límite para las gastadas?

Jode, y mucho. No te lo voy a negar. No es lindo despertarse sabiendo que tu rival histórico te pasó el trapo, sepultó tus ilusiones y te ganó el clásico.

Cuando termina el partido apago el celular, cambio de canal y sigo con mi vida. Luego vi que tenía en mi teléfono como 50 mensajes, 100 memes y demás. Eso fue el lunes. Siguió el martes, continuó el miércoles y parece no tener fin.

Esas gastadas se pueden transformar en agresión cuando no se tiene un claro límite entre lo que es el folclore del fútbol y lo que genera violencia. 

Perdimos hace poco (perdimos nosotros como sociedad) una vida porque creyeron que era del otro equipo. "Lo mató porque era del equipo contrario"... así estamos. 

Insultos, cantos xenófobos y demás son mortales combinaciones en un mundo donde la barbarie gana cada fin de semana. 

La picardía, el humor y la chicana están permitidos, pero todo tiene un límite. 

La falta de respeto de algunos es muy peligrosa cuando quieren pasarse de listos y provocar algo que genera nada más que repudio. En estos tiempos violentos hay que tener cuidado con los mensajes que se transmiten y poder establecer ese límite para las burlas.

Gastar a mi rival con humor y sin agresión y bancarme la derrota cuando me toque sería la fórmula perfecta. Hay vida después de un partido de fútbol. Al final, es sólo un juego.