Croacia derrotó a España en el final

El subcampeón del mundo venció a la Roja por 3-2 y recuperó todas sus opciones de clasificarse para la "Final Four" de la Liga de Naciones y llenar de decepción a su rival.

Avatar del

seccion deportes

Croacia derrotó a España en el final

Croacia derrotó a España en el final

La selección croata de fútbol rememoró hoy el "espíritu de Rusia" y ganó a España por 3-2 para recuperar todas sus opciones de clasificarse para la "Final Four" de la Liga de Naciones y llenar de decepción a su rival.

Un gol del joven Tin Jedvaj en el descuento mandó a la lona a España y puso el Grupo 4 del torneo al rojo vivo. El domingo juegan Inglaterra y Croacia en Wembley y el ganador entrará en el "Final Four". Sólo un empate propiciaría el pase de los españoles.

"Merecimos más. En ningún caso la derrota. A última hora tuvieron fortuna cuando todo estaba a la desesperada para los dos", se quejó Luis Enrique, el seleccionador visitante, en "Televisión Española" al finalizar el partido.

Como ya se suponía, en Zagreb no se presenció un partido parecido a aquel de septiembre en el que España goleó 6-0 a Croacia después de una enorme exhibición. Ninguna de las dos selecciones está ya en lo mismo.

El equipo de Luis Enrique es cada vez más plano y muchas veces mastica las jugadas hasta el aburrimiento. Y si no, se desordena y concede mucho en defensa. Su primera ocasión de peligro tardó 44 minutos en llegar y fue un disparo de Isco que rechazó Kalinic.

España se hartó de pegar pases en la primera mitad. Dio hasta 428 antes del descanso, pero la mayor parte en zonas de escaso peligro o intrascendentes. Croacia se replegó mucho, pero suyas fueron las mejores ocasiones de la primera mitad.

A los seis minutos, Perisic disparó y entre David de Gea y el palo evitaron el gol croata. Y luego hubo otro "centro-chut" del propio Perisic que no encontró rematador de milagro. Croacia amenazó el área española con muy poco.

El conjunto de Luis Enrique acabó la primera parte mejor de lo que la empezó, aunque casi nunca encontró soluciones para agujerear el muro rival. 

La segunda mitad fue diferente por las urgencias de los dos equipos: a ninguno le servía el empate. España elevó la intensidad de su juego y comenzó a acumular llegadas más serias que las de la primera parte. Pero ocurrió que regaló el primer gol en contra.

Fue a los 54 minutos, cuando Sergi Roberto entregó una pelota al rival y la jugada acabó en un mano a mano de Andrej Kamaric que el croata convirtió.

Pero no hubo tiempo para comprobar cómo sentaría el gol porque dos minutos después España igualó en una jugada que empezó y terminó en Ceballos, autor de su primer gol como internacional.

El conjunto de Luis Enrique se convirtió en único dominador y Iago Aspas estuvo muy cerca de adelantar a España con un remate que estrelló en el travesaño cuando lo tenía todo a favor para marcar.

Y, como había ocurrido en el primer gol local, el nuevo tanto croata llegó cuando menos cerca parecía de hacerlo. Ocurrió a los 69 minutos en una jugada muy mal defendida por España que incluyó un gran centro de Modric y un inapelable remate del Jedvaj.

El equipo de Luis Enrique se fue ya con todo al ataque arriesgando mucho. Y tuvo su premio a los 77 minutos con un penal muy discutible señalado por unas presuntas manos de Versaljko en una acción completamente interpretable. Lo transformó Sergio Ramos con contundencia.

Los últimos minutos fueron de infarto con dos selecciones luchando por evitar un empate que no les convenía. Y menos a los croatas. Y llegó el descuento, un despeje inapropiado de De Gea a un lado y un remate milagroso de Jedvaj que llevó el delirio a su hinchada.

Croacia llevó a su gente el espíritu exhibido en el último Mundial y superó al mismo rival que hace dos meses le goleó por 6-0. Aunque esta España es diferente a aquella. A la derrota ante Inglaterra en casa le siguió esta de Zagreb y se dispararon las alarmas. España vuelve a la melancolía.

"Hicimos merecimientos para ganar en la segunda parte. Nos pillaron en alguna contra... Era un grupo muy difícil, pero hasta el final habrá opciones", explicó Luis Enrique en un llamamiento a la suerte.

Temas
  • Nations League