¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?

La bipolaridad reina en cada uno de nosotros y siempre el disparador es el mismo: Diego Armando Maradona.
Avatar del

Deborah Puebla

1/4
¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?(FIFA)

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona? | FIFA

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?(FIFA)

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona? | FIFA

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?

¿Cómo recordaremos a Diego Maradona?

Que difícil es expresar en palabras lo que nos pasa cuando el tema lleva el nombre de un tal Diego Armando Maradona. El magnetismo es inevitable y las bocas suelen tirar frases de elogios y otras lapidarias en relación al astro del fútbol mundial.

Sin embargo, hay un elemento en común: "Una cosa es como jugador y otra cosa es su vida personal". Dos personas completamente diferentes parecen convivir en un cuerpo marcado por el paso del tiempo...y también por otras cosas.

Maradona reúne todo: amor y odio, gloria y fracaso y por eso podemos hablar desde nuestras ejemplificadoras vidas sin mordazas. Tenemos la capacidad de observar al "mal padre" y gritarle "Maradroga" a los cuatros vientos cuando al mismo tiempo podemos emocionarnos con el gol a los ingleses o recordar como cantaba el himno en Italia '90.

Pero cuando ya no esté, cuando el "10" nos deje, ¿cómo lo recordaremos? ¿qué le diremos a nuestros hijos cuando nos pregunten quién fue Maradona? O la peor pregunta: ¿qué le diremos a las futuras generaciones que no tendrán la oportunidad de ver lo mejor y lo peor del Diego?

Nos resulta difícil entender cómo un ser con tanta genialidad en sus pies no pueda tener la misma destreza con la cabeza para pensar en lo que hace o dice. Un dios terrenal que comete errores, como todos, no es aceptable en un planeta de éxitos efímeros y fracasos eternos.

No firmamos la paz y los recuerdos de esa foto en la pared con la Copa del Mundo en sus manos fue reemplazada con una pintura blanca y renovada. Salimos "con los tapones de punta" para quitarle la pelota, esa pelota que parece ser su única mejor amiga y así agredirlo sin piedad.

 Maradona se la busca, todo el tiempo. Y le contestamos. Todo el tiempo.

¿El mejor de la historia? ¿Un adicto y mal padre? ¿Qué te animás a decir?

Las cruces (porque son varias) que lleva Maradona en su espalda pesan y mucho, pero las lleva él y para soportar ese dolor, se pone la 10 y sale a gambetear.

Maradona nació siendo un Maradona. Es su maldición y bendición. Nosotros, en cambio, podemos elegir entre admirarlo u odiarlo, que fácil.

¿El mejor de la historia? ¿Un adicto y mal padre? ¿Qué te animás a decir?

Si yo fuera Maradona, ¿viviría como él?

Yo elegí el camino de admirarlo ¿y vos?