Colorida apertura del Estadio Cubierto

Mendoza se puede dar el lujo de contar con uno de los mejores recintos cubiertos del país. Se inauguró este sábado con el triunfo de la Selección Argentina de Futsal ante su similar de Colombia.
Avatar del

Juan Pablo Borsani

1/7
0(Alf Ponce/MDZ)

0 | Alf Ponce/MDZ

2(Alf Ponce / MDZ)

2 | Alf Ponce / MDZ

2(Alfredo Ponce/MDZ)

2 | Alfredo Ponce/MDZ

1(Alf Ponce/MDZ)

1 | Alf Ponce/MDZ

2(Alf Ponce/MDZ)

2 | Alf Ponce/MDZ

2(Alf Ponce / MDZ)

2 | Alf Ponce / MDZ

2(Alf Ponce / MDZ)

2 | Alf Ponce / MDZ

El partido amistoso que puso en juego la Copa Gobierno de Mendoza, entre las Selecciones de Fútbol de Salón de Argentina y Colombia y que tuvo como ganador al combinado albiceleste gracias al tanto de Miguel Tapia en el segundo tiempo, fue el marco ideal para la apertura de este cuestionado Estadio Cubierto, aún sin nombre, ubicado en la Villa Deportiva contigua al Estadio Malvinas Argentinas.

Mas de 10.000 personas se dieron cita para presenciar esta disciplina, sin dudas unas de las de mayor auge en nuestra provincia y que tiene a Mendoza con un gran potencial de jugadores, de hecho, la mitad de los veintidós convocados por el técnico Ariel Avveduto son locales.

Entre la multitud no faltaron, por supuesto, referentes del deporte y obviamente importantes autoridades provinciales, encabezadas por el Gobernador Alfredo Cornejo, los ministros Martín Kerchner y Elisabeth Crescitelli, y el Subsecretario de Deportes, Federico Chiapetta, entre otros.

El estadio lució magnífico, casi finalizado en su totalidad y solo con detalles en su terminación. Sin dudas esta mole ubicada en el Parque General San Martín le costó a la provincia mucho más de lo presupuestado inicialmente, pero ahora, ya construido se ha transformado en uno de los mejores del país, con una capacidad para 14.000 personas sentadas. Mendoza, a partir de ahora, no se puede dar el lujo de desaprovechar esta infraestructura, capaz de acoger acontecimientos deportivos de primer nivel, como así también espectáculos de diversa índole.

Al llegar a los alrededores, la cantidad de vehículos particulares estacionados por Avenida del Libertador anunciaba el éxito de convocatoria que tendría este acontecimiento. Al ingresar al estadio, por el sector oeste, se aprecian las obras aun no terminadas, con sectores de tierra y ripio, algo que se preveía sabiendo que aún restan detalles.

Al entrar se puede contemplar la magnitud de las instalaciones, el campo de juego reluciente, las dos bandejas enormes con cómodos asientos y accesos acordes. Una de las críticas que se le hizo desde un principio fue la inclinación de la última bandeja, y es cierto que tiene una pendiente pronunciada, similar a la parte superior de la "Bombonera". Debido a esto no sobran los "paravalanchas" y las barandas para brindar mayor seguridad, de todas formas, una persona mayor o con algún tipo de incapacidad tendría dificultades.

Algo para destacar es la iluminación. De primer nivel, con tecnología LED y sin zonas oscuras y una mínima proyección de sombras. Para muestra son las fotografías que pudieron obtener los fotógrafos de los diferentes medios casi sin problemas.

Uno de los puntos a cuidar para un próximo evento son los baños. Si bien son amplios y contaban con todos los accesorios, como corresponde a un lugar nuevo, estos no estaban limpios y propició más de una queja. 

ENTREVISTAS

Martín Kerchner y Federico Chiapetta en la previa del partido.