City y Chelsea abren el curso en Inglaterra

El Manchester City y el Chelsea se verán las caras mañana en Wembley para disputar la Community Shield, el primer trofeo de la temporada en el fútbol inglés.
Avatar del

DPA

1/2
1

1

0

0

El Manchester City y el Chelsea se verán las caras mañana en Wembley para disputar la Community Shield, el primer trofeo de la temporada en el fútbol inglés, aún con la resaca del Mundial de Rusia.

El torneo, que enfrenta al último campeón de la Liga inglesa y al ganador de la Copa de Inglaterra, marca la apertura oficial de la temporada justo una semana antes del inicio de la Premier League.

Tras las tardías vacaciones de verano por la disputa del Mundial de Rusia, a los dos equipos les faltarán algunas de sus estrellas, que recién se liberaron de sus compromisos internacionales hace tres semanas.

Por eso, el mediocampista belga Kevin de Bruyne no está listo para jugar en el City, al igual que sus compañeros de selección Eden Hazard y Thibaut Courtois, que no estarán disponibles para el estreno oficial de Maurizio Sarri como técnico del Chelsea. El italiano dejó su cargo en el Napoli para mudarse a Stamford Bridge, en reemplazo de su compatriota Antonio Conte.

Técnico de moda en Europa, Sarri se llevó al conjunto "blue" al brasileño Jorginho, que dejó el Napoli por 74 millones de dólares.

En el último amistoso ante el Arsenal, el técnico no pudo contar con Hazard, Willian, Olivier Giroud y Michy Batshuayi, situación que podría repetirse mañana. "El once titular está muy cerca del que jugará la Community Shield", dijo Sarri tras el partido.

Esa situación le permitirá mostrarse al juvenil Callum Hudson-Odoi, un delantero de 17 años que brilló ante los "gunners" y que será tenido en cuenta por Sarri para toda la campaña. "Se quedará con nosotros durante toda la temporada", dijo el italiano sobre Hudson-Odoi. "Es un jugador muy joven. Tenemos que esperar. En el futuro, será un jugador muy, muy fuerte".

En la otra vereda, el conjunto dirigido por Josep Guardiola también afrontará el duelo con muchas bajas.

Si bien se incorporaron pronto tras las vacaciones después del Mundial, el capitán Vincent Kompany, el defensor Kyle Walker y el mediocampista Fabian Delph difícilmente jugarán mañana en Wembley.

Guardiola tampoco podrá contar con el argelino Riyad Mahrez, comprado al Leicester por casi 80 millones de dólares, ya que sufrió una lesión en un tobillo.

El que sí tendrá su oportunidad será el extremo alemán Leroy Sané, uno de los pocos internacionales del City que completó toda la pretemporada tras no haber sido citado por Joachim Löw para el Mundial.

Sané consideró que el partido ante el Chelsea puede ser un buen examen, ya que estima que el equipo londinense será un duro rival en la pelea por retener el título de la Premier.

"Chelsea ha traído un entrenador muy bueno", remarcó el alemán. "La forma en que el Napoli jugó la temporada pasada fue muy atractiva. Sufrimos mucho contra ellos. Puede que necesiten un tiempo para acostumbrarse a sus tácticas, pero podrían ser un equipo muy duro", añadió Sané.