Boca Juniors, un puntero a la europea

El Xeneize tendrá esta noche la chance de sacar 11 puntos de ventaja, una distancia similar a la que ostentan los líderes de las grandes ligas.
Avatar del

Télam

1/2
Boca Juniors, un puntero a la europea(Boca Juniors)

Boca Juniors, un puntero a la europea | Boca Juniors

Boca Juniors, un puntero a la europea(Boca Juniors)

Boca Juniors, un puntero a la europea | Boca Juniors

Hasta aquí la fecha 18 de la Superliga ha ofrecido unos cuantos empates y pocos goles, la quinta victoria consecutiva de Racing y una nueva decepción de River, pero el dato más relevante atañe a la comodidad del liderazgo de Boca aun cuando recién jugará esta noche con Argentinos Juniors.

>

Los 0-0 de Talleres con Tigre y de San Lorenzo con Unión sellaron a fuego las limitaciones de los hipotéticos rivales xeneizes en la pugna por un título que, en rigor, ya parece cosa juzgada.

El fútbol es un deporte de cierta complejidad y su historia está llena de punteros que se cayeron a pedazos y escoltas que consumaron un sprint glorioso, pero ni con el mayor esfuerzo de imaginación se perfila una brusca modificación del escenario.

Ocho son los puntos que separan a Boca de Talleres y hasta podrían ser once si sacara adelante su compromiso en La Paternal a nueve fechas del desenlace del campeonato.

Se perfila, pues, un campeón a un campo de distancia de su más inmediato perseguidor, al modo de Barcelona en España, Manchester City en la Premier League, el París Saint-Germain en Francia y Bayern Münich en la Bundesliga.

Los otros dos partidos por jugarse esta noche serán los de Estudiantes/Olimpo en La Plata y San Martín/Independiente en San Juan, ambos vinculados con los puestos de clasificación a las copas internacionales de 2019.

En particular para la Libertadores los cinco cupos de momento corresponden a Boca, Talleres, San Lorenzo, Racing y Godoy Cruz, que el sábado brindó una espléndida demostración y venció a Rosario Central en el Estadio Gigante de Arroyito.

Sin embargo, detrás de esos cinco hay tres equipos separados del Tomba por nada más que por dos puntos (Independiente, Huracán y Belgrano), mientras que Unión, Defensa y Justicia y Colón están a tres y Estudiantes a cuatro.

Racing es un caso aparte, toda vez que en el flamante ciclo del Chacho Coudet perdió en el debut y desde entonces hilvanó cinco triunfos al hilo, fruto de un poco de todo: determinación, el extraordinario momento de Lautaro Martínez, Ricardo Centurión, y del arquero Juan Musso, amén de esa dosis de fortuna indispensable para cualquier orden de la vida.

(El triunfo de anoche gozó de la virtud adicional de haber sido conseguido por el juvenil Vélez que de la mano de Gabriel Heinze da signos de mejoría).

Anoche, ya que estamos, River volvió a demostrar que la Superliga no es lo suyo (apenas si empató con Chacarita en el Monumental y ocupa un sorprendente puesto 21) y el entrenador Marcelo Gallardo sinceró que el mejor impulso para salir del tobogán representaría ganar la Supercopa Argentina a expensas de Boca: "Es el regalo que le tenemos que hacer a la gente".

De los once partidos de la fecha 18 un total de seis terminaron igualados: además de River- Chacarita, Tigre- Talleres y San Lorenzo- Unión, Temperley- Gimnasia, Colón- Huracán y Belgrano- Patronato.

Por cierto, en Patronato juega el principal anotador de la competencia, el trotamundos uruguayo Sebastián Ribas, que antes de recalar en Paraná había jugado en otros 14 clubes repartidos en ocho ligas: las de Uruguay, Italia, Francia, Portugal, Ecuador, España, México y Ucrania.

Ribas marcó por duplicado ante Belgrano, que por intermedio de Federico Lértora pudo haber ganado en la última jugada de no haber sido por una espléndida atajada del Matusalén de los arqueros, el concejal Sebastián Bértoli, que el 16 de octubre próximo cumplirá 41 años.

Otro arquero veterano que salvó a su equipo in extremis fue Nereo Fernández (La Brava, Santa Fe, 13 de abril de 1979), que se quedó con el tiro del final ejecutado por Matías Caruzzo en el Nuevo Gasómetro.

Las intervenciones de Bértoli y Fernández son parte del póker de suspenso que hasta aquí ofreció la fecha: en Victoria, el mendocino Daniel Imperiale salvó en la línea lo que hubiera representado el gol de Aldo Araujo, de Talleres; mientras que en El Cementerio de los Elefantes se escribió una página por demás curiosa.

Resulta que Mauro Bogado hizo un gol de antología... pero no valió: el árbitro Facundo Tello dio por terminado el juego una fracción de segundos antes de rematar desde la mitad de la cancha y meter la pelota por encima del larguirucho ecuatoriano Alexander Domínguez.

Entre los que celebraron este fin de semana constan Defensa y Justicia en Tucumán, Banfield en su cancha versus el más desangelado Newell's de que se tenga memoria y Arsenal en Sarandí frente a Lanús, aunque haber ganado un partido después de cinco meses es apenas un el alivio de un equipo con un pie y medio en la B Nacional.

Walter Vargas (Télam)