Bajo un diluvio, llegan los primeros hinchas

Con actitud heroica, desafiando el diluvio que azota la Ciudad de Buenos Aires, los primeros hinchas de Boca Juniors llegaban esta mañana a La Bombonera para palpitar la previa de la primera final de la Copa Libertadores ante River Plate, envuelta en dudas sobre su realización por el estado del campo de juego a seis horas del inicio previsto.

Avatar del

seccion deportes

Con actitud heroica, desafiando el diluvio que azota la Ciudad de Buenos Aires, los primeros hinchas de Boca Juniors llegaban esta mañana a La Bombonera para palpitar la previa de la primera final de la Copa Libertadores ante River Plate, envuelta en dudas sobre su realización por el estado del campo de juego a seis horas del inicio previsto.

Decenas de fanáticos circulaban por la calle Brandsen en dirección al estadio, vestidos la mayoría de ellos con ropa plástica para defenderse de una lluvia que desde las 7 registró lapsos de gran intensidad.

Las inmediaciones del estadio presentaban sectores con mucha agua acumulada, lo que impedía la normal circulación del público hacia La Bombonera.

Pasadas las 10, una comitiva de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) recorrió el campo de juego y comprobó que la franja más cercana al sector de plateas presentaba charcos que impedían la circulación de la pelota.
 

Ariel Pereyra, ayudante de campo de Guillermo Barros Schelotto, y Juan José Romero, entrenador de arqueros, también pisaron el césped y se llevaron la misma impresión que los miembros de la entidad continental.

Las autoridades tiene previsto hacer una nueva inspección a las 12 y en función de ello comunicar la decisión.

De momento, el partido está programado para las 17 con arbitraje del chileno Roberto Tobar y el operativo de seguridad se activó a las 8.30.

Temas
  • Superclásico libertadores