Argentina se baja de la candidatura para organizar el Mundial 2030

Tras la brutal devaluación sufrida este año, la crisis económica que parece no tener fin y siguiendo una recomendación del FMI, el Gobierno nacional congela la candidatura para recibir la Copa Mundial de la FIFA en 2030, celebrando el centenario del campeonato ecuménico.

Avatar del

Sección Deportes

Argentina se baja de la candidatura para organizar el Mundial 2030(Télam)

Argentina se baja de la candidatura para organizar el Mundial 2030 | Télam

El sueño de volver a organizar una Copa del Mundo en territorio argentino se esfuma. Los periodistas Pablo Jiménez y Fernando Czyz revelaron en el portal Doble Amarilla que el Gobierno nacional decidió desactivar la candidatura para organizar el torneo en 2030, junto a Uruguay y Paraguay, con motivo del centenario del primer campeonato ecuménico de la FIFA.

No habrá un anuncio oficial al respecto, ya que la idea del Gobierno es que la idea se diluya con el correr del tiempo. "Se va a dejar morir y ya se definió no avanzar en una serie de eventos que se habían planificado", aseguró una fuente cercana a Mauricio Macri al medio en cuestión.

Uruguay y Paraguay, socios en la travesía, notaron hace un tiempo que desde Buenos Aires habían dejado de lado el proyecto. La última actividad alusiva fue durante la Copa del Mundo, y el 16 de agosto pasado había un encuentro, un día después de la asunción del presidente Mario Abdo Benítez, pero fue cancelado.

Las razones son estrictamente económicas y se encuentra principalmente en Argentina y Paraguay, ya que Uruguay mantiene viva la esperanza. La idea era que nuestro país aportara ocho estadios como sedes, y los vecinos, dos cada uno. "En este contexto es imposible pensar en un Estado invirtiendo miles de millones de dólares en estadios y diferente infraestructura fundamental para poder aspirar a organizar una Copa del Mundo", explicó uno de los empresarios que integra el Comité Organizador, conformado por los gobiernos, las federaciones y gente de negocios de los tres países.

La decisión argentina no fue autónoma, sino que fuel FMI el que advirtió al país sobre los gastos a encarar.  El acuerdo final con el Fondo Monetario Internacional incluyó un fuerte ajuste en las cuentas públicas, que se concretará drásticamente el año próximo, ya que en lo que queda de este año y hasta fines de 2020 el Gobierno deberá recortar $929.300 millones de sus gastos, y eso significó descartar definitivamente cualquier posibilidad.

A esta situación hay que agregarle la firme decisión de Gran Bretaña, que sueña un Mundial con Inglaterra como sede principal y Gales, Escocia e Irlanda del Norte como socios en la organización. Además, China y las dos Coreas también se quieren postular, y en los últimos días se conoció que España quiere organizar la Eurocopa 2028 o el Mundial 2030.

Contra estos rivales, y ante la crisis económica, para Argentina el sueño mundialista se hizo imposible.

Temas
  • Copa del Mundo