River vivió su fiesta en el Monumental

Los hinchas del Millonario festejaron junto al plantel la obtención de la Copa Libertadores de América conseguida en Madrid y ante Boca.

Avatar del

seccion deportes

River vivió su fiesta en el Monumental

River vivió su fiesta en el Monumental

El pueblo riverplatense le brindó hoy una recepción imborrable al técnico Marcelo Gallardo y sus jugadores, que regresaron al país empapados de la gloria eterna que significó la conquista de la cuarta Copa Libertadores en la historia del club después de vencer a Boca Juniors en una histórica final.

Desde el aterrizaje en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza a las 16.58, la delegación "millonaria" experimentó un torbellino de emociones por las innumerables muestras de gratitud de los fanáticos, que acompañaron al micro en su trayecto a un Monumental repleto y preparado desde temprano para la fiesta.

El estadio abrió sus puertas a las 16 cuando los campeones todavía volaban desde los Emiratos Árabes, donde River obtuvo el tercer puesto del Mundial de Clubes de la FIFA, al que se clasificó por su inolvidable coronación en Madrid.

Primero ingresaron aquellos que tenían su entrada para la final revancha del 24 de noviembre, la que no se pudo jugar en Núñez por el ataque perpetrado al micro de Boca, que dejó algunos jugadores rivales con heridas leves. Luego lo hicieron los hinchas sin tickets, que también habían llegado a las inmediaciones del Monumental con la intención de ser parte de la celebración.

La delegación de River salió del aeropuerto por pista en dos micros ploteados, que tardaron una hora y media en llegar a la cancha debido a la enorme cantidad de simpatizantes que fueron a saludar su paso.

La caravana rumbo al Monumental tardó mucho más de lo previsto e hizo modificar el programa de los festejos, que empezó pasada las 20 con la presentación de todos los protagonistas.

Sobre la autopista Teniente General Riccheri, a la salida del aeropuerto, los hinchas rodearon el ómnibus "millonario" y el tránsito se hizo a paso de hombre.

Recién a la altura de la localidad bonaerense de Ciudad Evita pudo acelerar su marcha junto a una caravana de motos particulares que acompañaron su recorrido también por Avenida General Paz y Lugones, antes de hacer su ingreso al estadio por Udaondo.

Los conductores de la fiesta, el ex arquero de River Sergio Goycoechea y la periodista Alina Moine, anunciaron el ingreso de los campeones por una alfombra roja colocada cerca de la platea San Martín.

Gallardo fue por lejos el más ovacionado; un escalón por debajo el "Pity" Gonzalo Martínez, que aprovechó para despedirse de los hinchas antes de sumarse al Atlanta United de Estados Unidos y también hubo grandes reconocimientos para Rodrigo Mora, Enzo Pérez, Lucas Pratto, Jonatan Maidana y Leonardo Ponzio.

No estuvieron Rafael Santos Borré, Juan Fernando Quintero ni el arquero Franco Armani, quienes debieron partir a Colombia por razones familiares frente a la cercanía de las fiestas de fin de año.
Gallardo tomó la palabra y le dio un mensaje a los hinchas: "Buenas noches a todos, gracias por estar acá, por sostenernos, por aguantarnos, por alentarnos y por el amor recibido en todos estos años".

"Es una gran emoción compartir este logro con este grupo de jugadores, que además son grandes personas, con mi cuerpo técnico, con los auxiliares y todos los que nos ayudan diariamente a ser mejores, con toda la dirigencia, especialmente con el presidente, Rodolfo D'Onofrio y Enzo Francescoli (secretario técnico)", prosiguió.

"Hace tres años, cuando ganamos la Libertadores de 2015, parecía mentira pero fue un sueño hecho realidad. Me acuerdo que en un momento dije que íbamos por más y no solamente fuimos por más sino que ganamos la final más soñada del mundo, que no vamos a olvidar jamás y quedará eterna para siempre en nuestros corazones", completó el "Muñeco".

El "Pity" Martínez, a su turno, ensayó un mensaje de despedida pero le ganó la emoción y no lo pudo terminar: "Esto no tiene precio, quedará en la historia. Se disfruta mucho... Fui muy feliz, los quiero mucho, no puedo hablar más...".

Enseguida, los conductores invitaron a los jugadores a dar la vuelta olímpica en un micro descapotable ploteado con la leyenda "El más gr4nde de la historia", en referencia a la coronación de la cuarta copa.

Y en el final de la fiesta llegó otro momento especial y esperado: la recreación de la corrida del "Pity" Martínez que terminó en el tercer gol de River en la final ante Boca, el que aseguró la consagración en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

El héroe "millonario" fue acompañado por su hija Pilar y por otros chicos en ese juego que acabó con un grito de felicidad cuando la pelota ingresó en el arco de la cabecera cercana al Río de la Plata.

 
 
Temas
  • El Millo campeón de América