Angelici destruyó a Riquelme y reveló por qué Tevez se fue de Boca

Angelici destruyó a Riquelme y reveló por qué Tevez se fue de Boca

El expresidente de Boca Juniors salió al cruce de las declaraciones de Juan Román Riquelme, denunció malos manejos del Consejo de Fútbol del Xeneize y reveló los motivos que llevaron a Carlos Tevez a irse del club.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La semana pasada Juan Román Riquelme apareció públicamente luego de meses y dejó varias declaraciones picantes, apuntando nuevamente contra la gestión de Daniel Angelici y el sinfín de deudas con las que se encontró la actual dirigencia de Boca Juniors comandada por Jorge Amor Ameal al asumir en el club, por eso anoche el Tano salió al cruce de los dichos del vicepresidente y lanzó varios dardos.

En primer lugar, el Tano aseguro qué Román "no está capacitado para ser vicepresidente", a la vez que lo acusó por los malos manejos en el Consejo de Fútbol denunciando que todas las negociaciones pasan por el representante del exfutbolista, Daniel Bolotnicoff.

"Me hubiera gustado que pudiera hablar el presidente o algún directivo que entienda lo económico y financiero o sepa qué es un balance. Riquelme puede hablar de fútbol y sabe mucho, pero hacerlo hablar sobre la economía del club no me parece que sea muy feliz", dijo Angelici en diálogo con El Show del Fútbol.

Además, dijo que "no me asombra ni me preocupa que maneje el club. Lo que no me parece es que opine porque no entiende y hay que prepararse. No lo veo preparado a Riquelme para ser vicepresidente. Es difícil cuando hablan exjugadores que entiendan lo que significa un balance".

Por otra parte, denunció que en el predio de Ezeiza, manejado por el Consejo de Fútbol, "llega la ropa y salen bolsones. El baúl lleno de bolsas de ropa que entra y se llevan los integrantes del consejo. No sé si se la roban, se la dan o se la llevan, pero la ropa que entra en parte es dinero que te da Adidas. La ropa es plata".

Finalmente, se refirió a la salida de Carlos Tevez y aseguró que "se fue porque no se sentía ni contenido ni querido por el club, más allá que el golpe de Segundo (su padre) fue muy grande y lo afectó bastante. Pero él tampoco se sintió contenido. No tenía la afinidad ni la empatía. Tampoco hablaba mucho. Se entrenaba y se iba a la casa, nunca se quedó a comer tras el entrenamiento. Eso no es normal en un club".

"Cuando no te sentís cómodo, más con un problema, el club se tiene que acercar, pero no fue ningún dirigente a acompañarlo al velatorio o al entierro y tampoco nadie del Consejo de Fútbol. Al ser humano eso le debe tocar", concluyó sobre su amigo el Apache.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?