"Se siguen escuchando las explosiones": desesperado relato de un campeón con Boca que no puede salir de Israel

"Se siguen escuchando las explosiones": desesperado relato de un campeón con Boca que no puede salir de Israel

El conflicto entre Israel y Palestina recrudeció en los últimos días y un futbolista argentino, que supo ser campeón con Boca y hoy juega en la liga israelí, contó lo mal que la está pasando y manifestó su desesperación por volver a la Argentina.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Esta semana el conflicto entre Israel y Palestina recrudeció y entre los ataques aéreos sobre Gaza y los cientos de cohetes lanzados hacia Israel han causado decenas de muertos, y en medio de todo eso ha quedado un futbolista argentino que supo ser campeón con Boca Juniors y hoy juega en el Hapoel Be'er Sheva.

Se trata del mediocampista de 28 años Marcelo Meli, quien en diálogo con radio La Red manifestó su desesperación por poder regresar a la Argentina y reencontrarse con su familia. Su club se ubica en la ciudad de Beerseba, ubicada a 108 kilómetros de Tel Aviv, uno de los centros de la tensión.

"Estoy muy cerquita donde están pasando las cosas. Estoy a 45/50 minutos de Tel Aviv. Acá estamos mi pareja y yo. Mariano Bareiro, compañero nuestro, también lo tenemos cerquita", comenzó diciendo Meli, quien además relató que "ayer y hoy sufrimos alerta de bombardeo. Sonó la alarma de la ciudad que es cuando tenés peligro de misiles y nos escondimos en el búnker que tenemos en la casa. Tenés entre 30 y 45 segundos para poder esconderte. Esperamos un rato y luego subí a mirar y se veían los misiles".

Foto: Instagram @marcelo_meli17

El volante, quien ganó dos títulos en el Xeneize en 2015, contó detalles sobre el búnker y relató que "cuando nos mudamos acá, el de la inmobiliaria nos mostró el búnker como si fuese una habitación más de la casa. Nos dijo que tenés un 90 por ciento de posibilidades de salvarte. Las ventanas tienen cuatro trabas y las cerrás de adentro".

"Pasamos la noche ahí adentro. Sabiendo la situación que estamos viviendo nos llevamos un colchón y un poco de agua y nos quedamos ahí. Igual dormí solo dos horas. Estás adentro del búnker y escuchás las explosiones", contó sobre el miedo con el que están viviendo constantemente en estos días.

"Nunca me imaginé vivir una situación así. Tiraron más de 1.000 misiles desde la Franja de Gaza a Israel. Pensamos en tomarnos un avión e irnos, pero en Tel Aviv cayeron misiles cerca del aeropuerto y por eso lo cerraron", contó sobre por qué no puede volver al país.

"Se siguen escuchando las explosiones desde lejos", aseguró, y luego dijo que "con esta situación lo que menos quiero es entrenar". Luego, conmovido y con la voz quebrada dejó en claro un deseo desesperante en medio de esta crisis: "Necesito volver a mi casa y abrazar a mi familia".

“Con el tema de la pandemia hace diez meses que no puedo ver a mis padres y solo tengo contacto detrás de una pantalla. Mi familia está desesperada porque quiere que yo me vaya de acá", concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?