Conmovedor relato de Matías Almeyda y su momento de depresión

Conmovedor relato de Matías Almeyda y su momento de depresión

El exentrenador de River se abrió y contó cómo vivió uno de los momentos más complicados de su vida.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Matías Almeyda, ex jugador de exitosa trayectoria en River y el seleccionado argentino, participante de dos mundiales y gran paso por el fútbol europeo, vivió al momento del retiro un duro momento en el cual sufrió depresión. El actual técnico del San José Earthquackes de la MLS, con pasado en Chivas de México y recordado por haber sido quien dirigió a River en su regreso a la primera división, contó en diálogo con TyC Sports el momento más crudo de su vida.

"No se lo deseo a nadie, es difícil de entender, la respuesta más fácil que escuchaba era que cómo iba a tener depresión si tenía todo, claro, lo material... sufrió mi familia, mis padres, mis hermanos, mi mujer y mis hijas... Cuando saqué un libro hablé mucho de la depresión y me acuerdo que cuando estaba ahí arriba en la cresta de la ola me buscaban, me llamaban y cuando estaba con depresión no aparecieron, ellos saben quiénes son. Me decían que cómo iba a contar algo así, que eso me iba a perjudicar en mi vida como entrenador y yo decía que no, que lo hablaba porque era algo que había superado y porque entendía que desde mi lugar ayudaba a gente que estuviera pasando por lo mismo. Cuando pasó lo de Julio Toresani, lo de Santiago García... me dio mucha tristeza porque la depresión puede terminar así. Sé lo que se sufre y no es para pasarlos por arriba, es para hablarlo y que los dirigentes que trabajan en los clubes de cuenta de una vez por todas que no se trata solo de que debute un chico, sino de formarlo de verdad y prepararlo porque un día se termina esto. El mejor recuerdo que un jugador puede tener de un dirigente, un entrenador, un compañero es cuando te hablan de la vida y lo que vendrá después, y no si metiste diez goles o ganaste setenta títulos. Hoy veo que hay clubes que contratan a chicos de siete u ocho años y no saben el daño que le hacen. El daño que hace que un padre acepte que se lleven a un chico de esa edad es grave... después podrá ser el mejor del mundo, el más rico, pero sentimentalmente lo están envenenando, estoy en contra.

Respecto de qué acciones y actitudes llevó a cabo en su peor momento, recordó: "Hice un montón de cosas que no hay que hacer, como dañarme el cuerpo, la mente... los malos pensamientos, dar lugar a la mala gente que se arrima y te autodestruís, no te das cuenta pero te autodestruís".

Con relación a quiénes le ayudaron más para salir de ese momento, Almeyda hizo mención su círculo más íntimo: "Mi mujer y mis hijas me ayudaron, y obviamente mis padres, hermanas, mis cuñados y cuñadas... el momento clave fue cuando mi hija estaba muy desconectada en la escuela, y vino una de las maestras y nos llamó para preguntarnos si nosotros nos llevábamos bien, si discutíamos mucho y no era así, y le contamos que yo estaba triste y por eso le hicieron un psicodiganóstico a mi hija, y ella tenía que interpretar a cada uno con un dibujo. Hizo a la mamá como una reina, a la hermana como una princesa, y a mí me hizo como un león viejo, porque ella sabía que me apodaba el león y eso, y bueno, eso era lo que estaba transmitiendo".

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?