Red Bull arrebata una pieza clave a Mercedes y va por todo

Red Bull arrebata una pieza clave a Mercedes y va por todo

La escudería austríaca dio un gran golpe al fichar a uno de los cerebros de Mercedes para desarrollar su propio motor.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La escudería austríaca Red Bull Racing dio el gran golpe en la Fórmula 1 al contratar a Ben Hodkinson, hasta ahora jefe de ingeniería de motores de su principal rival Mercedes, como el nuevo director técnico de su propia compañía de motores, Red Bull Powertrains.

Red Bull explicó que Hodgkinson "encabezará todos los aspectos técnicos en el desarrollo de la unidad de potencia inaugural de Red Bull que cumplirá con el nuevo reglamento técnico de la F1, previsto ahora para 2025".

El equipo que cuenta en sus filas con Max Verstappen y Checo Pérez anunció que Hodgkinson se unirá a Red Bull al término de su contrato con Mercedes, aunque sin dar una fecha concreta para que ello suceda.

En febrero pasado Red Bull anunció la creación de una división de motores dentro de su fábrica de Milton Keynes para desarrollar su propio propulsor ante la salida de Honda de la Fórmula 1. El acuerdo con el fabricante japonés implicaba utilizar y desarrollar sus unidades de potencia durante el periodo de congelación de motores, hasta 2025, y empezar a trabajar ya en un nuevo motor con el que afrontar la nueva normativa a partir de esa temporada. Las especificaciones técnicas de ese nuevo propulsor aún no se han detallado por parte del promotor del campeonato.

Christian Horner, jefe de Red Bull, recibió a Hodgkinson con los brazos abiertos al manifestar que "llega a este proyecto tan emocionante como un probado ganador y como un innovador capaz de liderar un equipo de ingenieros altamente cualificados".

"Cuando Red Bull anunció la creación de Red Bull Powertrains, también estaba anunciando una nueva fase de la ambición de la compañía en la Fórmula 1: llevar todos los aspectos del diseño de automóviles internamente y poner nuestro destino en nuestras propias manos. La máxima expresión de eso es el desarrollo de una unidad de potencia de Red Bull para cumplir con la próxima generación de motores de Fórmula 1", explicó el mandamás de la escudería austriaca.

Hodgkinson, por su parte, aseguró que no ha sido fácil decir adiós a Mercedes después de casi 20 años trabajando en la fábrica de Brixworth, pero que está emocionado con su nuevo desafío: "Red Bull ha sido nuestro mayor rival en la era híbrida, por lo que estoy deseando ver lo que podemos lograr juntos".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?