MDZ en el Monumental

Argentina goleó a Uruguay y dio un gran paso hacia Qatar

El equipo de Lionel Scaloni tuvo una noche perfecta en el Monumental. Ganó 3 a 0, con goles de Lionel Messi, Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez, se acercó a Brasil y quedó cerca de confirmar su presencia en el próximo mundial.

Lucas Burgoa
Lucas Burgoa domingo, 10 de octubre de 2021 · 22:24 hs
Argentina goleó a Uruguay y dio un gran paso hacia Qatar
Argentina fue letal y aplastó a Uruguay. Foto: EFE

Argentina tuvo otra noche ideal en el Monumental. Goleó a Uruguay 3 a 0 y dio un enorme paso hacia el próximo mundial. Costó ponerse en ventaja, pero una vez que lo hizo se terminó el partido. Lionel Messi, Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez marcaron para el equipo de Scaloni, que pudo ganar por una ventaja todavía mayor. 

A los tres minutos Messi empezó a mostrar su magia. El "10" ingresó al área por el sector izquierdo apilando camisetas celestes y la gente en las tribunas comenzó a pararse. La Pulga metió un centro artero al corazón del área que Giovani Lo Celso no pudo conectar.

La respuesta uruguaya no tardó en llegar. Luis Suárez metió un remate potente desde la derecha que tapó bien Martínez, quien en el rebote volvió a hacerse gigante tapando el disparo de Federico Valverde, ganándose la ovación de las tribunas. Argentina y Uruguay salieron decididos a no darse respiro, ya los ocho minutos Giovani Lo Celso lo tuvo en su pierna menos hábil. A la salida de un córner, el ex Rosario Central la tomó dentro del área, gambeteó para su pierna derecha y su remate se fue desviado.

A partir de allí el partido fue perdiendo intensidad, hasta que a los 20 minutos Uruguay tuvo la más clara. Luis Suárez conectó de volea un centro desde la izquierda y su zurdazo fue tapado magistralmente por el Dibu, a esta altura gran responsable de que el partido continuara sin goles, y el "olé olé olé Dibu Dibu" volvió a bajar desde las gradas del Monumental.

Cinco minutos después llegó la más clara para Argentina. Rodrigo De Paul envió un centro desde el vértice derecho del área que remató a la carrera Lautaro Martínez, pero de manera increíble su disparo se fue desviado y el grito de gol seguía ahogado.

A los 27 minutos, Luis Suárez volvió a ser una pesadilla para Nicolás Otamendi, que siempre dio ventajas ante el artillero del Atlético de Madrid, y tras un centro desde la izquierda de Matías Viña su remate se estrelló en el palo. En el rebote lo tuvo De la Cruz, pero no pudo ejecutar bien y la defensa despejó sin problemas.

Argentina respondió cinco minutos después con un contraataque liderado por De Paul, que magistralmente habilitó de tres dedos Giovani Lo Celso, dejándolo solo ante Fernando Muslera. El del Tottenham se lo sacó de encima con una gran gambeta y con el arco a su merced se acomodó para su mejor perfil, estrellando su zurdazo en el travesaño. Los hinchas gritaron gol porque la pelota picó en la boca del arco, pero el línea estuvo muy atento ya que la misma lo hizo sobre la línea.

A los 37 minutos explotó el estadio Monumental. Luego de un intento cuyo remate se fue desviado, Lionel Messi tomó la pelota desde la derecha hasta el centro, como un sus mejores años, y envió un centro llovido para Nicolás González, quien no pudo conectarlo pero su movimiento fue clave para descolocar a Muslera. De la manera menos pensada, la Pulga abrió un partido chivo cuyas ocasiones más claras habían sido del rival.

Pero quedaba tiempo para más, porque a los 43 minutos apareció Rodrigo De Paul, uno de los puntos más altos del partido, para aprovechar una jugada que se había ensuciado luego de un remate fallido de Lautaro y rematar sutilmente al palo derecho de Muslera. Dos a cero y a las duchas.

Al segundo tiempo la Selección salió con mayor tranquilidad, buscando hacerse con el control de la pelota y del ritmo del partido. Tarea que encaró Leo Messi, quien sin despeinarse mostró toda su calidad cada vez que recibió la pelota, complicando a la defensa y también al mediocampo charrúa, que no sabía cómo pararlo.

A los 16 minutos, Messi tomó la pelota dentro del área grande y de espaldas aguantó la férrea marca rival para sacarla hacia la derecha, donde De Paul en soledad envió un buscapié que conectó por el segundo palo Lautaro Martínez, quien lo gritó con todo ya que no había estado preciso en las anteriores ocasiones que tuvo.

Luego de una primera parte palo y palo, al primer cuarto de hora de la segunda parte el dominio argentino era absoluto y lo ratificaba en el marcador, con una goleada inesperada por lo sucedido al comienzo del encuentro, pero merecida por lo hecho en ataque.

Uruguay no le encontró la vuelta al partido para poder descontar, y Argentina con un Messi soberbio controló los tiempos hasta el final, cuando la gente comenzó a cantar "soy argentino, es un sentimiento, no puedo parar", para empezar a festejar una victoria que ya estaba consumada. Argentina estiró su invicto a 24 partidos, acortó distancias con Brasil que empató con Colombia y quedó a seis puntos. El jueves, en el mismo escenario y a la misma hora, recibirá a Perú.

Los datos del partido

Archivado en