El motivo que mantiene contento a Gallardo y molesto a D'Onofrio en River

El motivo que mantiene contento a Gallardo y molesto a D'Onofrio en River

El entrenador del Millonario continúa trabajando con la mente puesta en las múltiples competencias que tendrá River este año y por ahora está contento por el mismo motivo que está molestando a la dirigencia.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

River Plate continúa realizando su pretemporada con la mente puesta en el retorno a la competencia, con la Supercopa Argentina, la Copa Argentina, la Liga Profeisonal y la Copa Libertadores en el horizonte, y pese a que cerró 2020 con fuertes rumores de varias ventas, lo cierto es que no se ha producido ninguna.

Y esa situación mantiene tranquilo y contento al entrenador, Marcelo Gallardo, ya que no ha sufrido ninguna baja en el plantel, una situación inmejorable para armar el equipo con los refuerzos que puedan llegar.

En los últimos días Olympique Lyon y Roma se bajaron de la pelea por quedarse con Gonzalo Montiel. Además, indica que Enzo Pérez, el principal jugador que el Muñeco quiere retener, continuará en el club. El domingo cerrará el mercado de pases en Europa y parece difícil que se cierre una venta de un jugador importante en tan poco tiempo.

Sin embargo, este panorama que tiene tranquilo al cuerpo técnico, provoca sentimientos contrarios en el presidente Rodolfo D'Onofrio y la dirigencia del club. Es que la Comisión Directiva sabe que es clave cerrar alguna venta para poder equilibrar las finanzas, ya que River debe afrontar varios compromisos con respecto a las deudas que acumula y a los contratos que debe renovar.

La situación más urgente a resolver es el vínculo de Rafael Santos Borré. Su contrato vence en junio, el pase pertenece al Atlético de Madrid y, si no le compra un 25 por ciento más al conjunto español, el Millonario no puede extender el vínculo por un requerimiento contractual. En principio deberían desembolsar 3.5 millones de dólares, pero intentarán bajarlos con una contraoferta. También buscarían extender el contrato de Franco Armani, aunque sin tanto apuro porque su contrato se extiende hasta junio de 2022, y el de Gonzalo Montiel para que no se vaya gratis en junio próximo.

Finalmente, el Millonario debe hacer frente a cuotas impagas de transferencias anteriores: aún tiene que abonarle a Godoy Cruz 1,5 millones de dólares por el pase de Fabrizio Angileri y vive la misma situación vive con Nicolás De la Cruz ya que no finalizó el pago por la compra del 30 por ciento del pase del jugador al Liverpool de Uruguay. Además, tiene pendientes cuotas por las compras de otros jugadores, pero ha negociado los plazos.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?