La Justicia comprobó que el médico de Maradona falsificó su firma

La Justicia comprobó que el médico de Maradona falsificó su firma

La situación del neurocirujano Leopoldo Luque, el médico que operó a Diego Maradona semanas antes de su muerte, se complicó en las últimas horas ya que la Justicia comprobó que falsificó la firma del 10. La Fiscalía de San Isidro investiga un posible homicidio culposo.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

El 29 de noviembre pasado la Policía de la Ciudad de Buenos Aires allanó la casa y el consultorio del neurocirujano Leopoldo Luque y allí encontraron tres hojas con varias firmas de Diego Maradona, como si alguien las hubiese estado practicando, y un documento donde supuestamente el 10 autorizaba a Luque a pedir su historia clínica, con su firma debajo.

Este viernes, una pericia caligráfica confirma las sospechas de los fiscales de San Isidro, quienes investigan un posible homicidio culposo del ídolo nacional por impericia o negligencia médica, ya que esa firma era falsa, según informa el portal Infobae.

De esta manera queda comprobado oficialmente que alguien falsificó la firma de Maradona para acceder a sus datos médicos, que son privados. En principio, los fiscales Laura Capra, Cosme Iribarren, Patricio Ferrari y John Broyad, fiscal general, apuntan a Leopoldo Luque.

En el documento que fue peritado en las últimas horas se puede ver un texto dirigido a la jefatura de archivo de la Clínica Olivos con fecha del 1 de septiembre de 2020 con el siguiente texto: "De mi mayor consideración yo, Diego Armando Maradona, me dirijo a usted para solicitar entregue a mi médico personal Dr. Leopoldo Luque, copia de mi historia clínica. Desde ya, muchas gracias".

En las otras dos hojas encontradas en el allanamiento se puede ver una firma original de Maradona, agrandada digitalmente, con garabatos encima e intentos de firmas con lapicera negra. El tercer elemento es el mismo pedido a la Clínica Olivos donde también se ven varios ensayos de la firma del astro.

"Las tres hojas fueron encontradas juntas, fue algo muy obvio, muy burdo. La pericia sólo confirma la sospecha que ya teníamos de que se trataba de una falsificación", explicó uno de los investigadores.

Los fiscales apuntan al doctor Luque por dos razones lógicas: primero, porque se encontraron en su casa y, segundo, porque es a él a quien Maradona supuestamente autorizaba a pedir la historia clínica.

Ahora los fiscales investigan si efectivamente la carta se envió a la Clínica Olivos. En ese caso se analizará si corresponde aplicarle a Luque una investigación por falsificación, aunque al no tratarse de un documento público se deberá determinar si al hacer esto sacó algún tipo de rédito.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?