Conmoción en EEUU

Conmoción en EEUU: la muerte de un jugador de fútbol americano enciende las alarmas sobre las secuelas del coronavirus en los deportistas

Con apenas 20 años, Jamain Stephens falleció de un paro cardíaco provocado por una miocarditis, una afección que le quedó luego de recuperarse del coronavirus. Gran preocupación en el mundo del deporte.

MDZ Deportes
MDZ Deportes miércoles, 9 de septiembre de 2020 · 17:55 hs
Conmoción en EEUU: la muerte de un jugador de fútbol americano enciende las alarmas sobre las secuelas del coronavirus en los deportistas
Jamain Stephens tenía sólo 20 años.

El fútbol americano de los Estados Unidos está conmocionado por la muerte de Jamain Stephens, un joven jugador de 20 años que cursaba el tercer año en la Universidad California de Pensilvania, quien sufrió un paro cardíaco provocado por una miocarditis, una de las secuelas asociadas al contagio de coronavirus, enfermedad que Stephens había superado hace unas semanas.

 

La muerte del joven futbolista de los Vulcans, de la liga universitaria, encendió las alarmas y reabrió el debate en el país norteamericano. Varias universidades decidieron no participar de las competiciones por temor a las secuelas que puedan sufrir los estudiantes que ya superaron el coronavirus, con algunas voces en contra como la del presidente Donald Trump.

El doctor Curt Daniels, director de cardiología deportiva en la universidad Ohio State, realizó un estudio sobre atletas recuperados de Covid-19 y el mismo arrojó que un 15 por ciento terminó sufriendo de miocarditis, una inflamación del corazón que puede provocar un paro cardíaco ante el esfuerzo extremo.

Su informe, publicado parcialmente el el 23 de agosto en un artículo del New York Times, sirvió para que Ohio State, universidad que integra la Big Ten Conference de la NCAA, la asociación que nuclea a las competencias nacionales universitarias, cancelara la participación de sus deportistas en la temporada de otoño, lo que significa que no jugarán al menos hasta enero.

Las principales organizaciones del fútbol americano universitario decidieron cancelar sus temporada durante el otoño del hemisferio norte, que comienza el 21 de septiembre, lo que provocó un debate muy intenso del que incluso participó el presidente Donald Trump, quien cuestionó la decisión al igual que muchos padres y jugadores que pretendían regresar a la actividad.

Archivado en