El Kun Agüero reveló el insólito motivo por el que fue rechazado en Lanús

El Kun Agüero reveló el insólito motivo por el que fue rechazado en Lanús

Sergio Agüero contó durante una transmisión en vivo mientras juega Playstation el día que se fue a probar a Lanús, siendo un niño, y lo rechazaron. Aunque a muchos cracks les pasó eso cuando eran chicos, el motivo por el que descartaron el Kun es insólito.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

La mayoría de los grandes futbolistas consagrados tienen historias de rechazos en diferentes clubes cuando eran niños, pero la historia del Kun Agüero con Lanús es insólita y él mismo la contó entre risas mientras hacía una transmisión en vivo de sus horas jugando Playstation.

El Kun salió de las inferiores de Independiente, donde llegó a Primera, la rompió y terminó emigrando a Europa, donde vistió primero la camiseta del Atlético de Madrid y luego pasó al Manchester City, donde ya es su goleador histórico. Pero su historia con el Rojo pudo haberse truncado si el entrenador de inferiores de Lanús que tuvo la oportunidad de probarlo hubiese sido más inteligente.

 

Agüero contó que antes de ir a Independiente fue a probarse en el Granate con su amigo Cristian. "Yo me senté atrás de todo con Cristian, y fuimos los últimos en el '¿De qué jugás?'. Entonces quedábamos Cristian y yo, y le preguntan a él de qué juega y dice de 9, listo. Y cuando me preguntan a mí le digo que juego de 10 y me dicen que el puesto ya estaba ocupado. '¿Te animás a jugar de cuatro?', yo estaba acostumbrado a jugar arriba en el barrio pero ya estaba ahí y dije bueno, agarro la pelota y voy para adelante y voy a gambetear", relató el Kun.

Luego de esa prueba, a Agüero no lo llamaron más. "Le pregunté a mi papá y me dijo que no había que ir más, yo sabía que algo estaba pasando. Mi viejo nunca me quiso decir qué pasó y yo me comí la cabeza de que no probaban más. Después me fui a Independiente y ya quedé ahí", agregó.

Pero la historia no terminó ahí, ya que "años después, yo jugaba al baby fútbol y me encontré con un entrenador que me acordé que era el de Lanús. Y le dije a mi viejo que ese era el que me había probado de cuatro. 'Que te diga él lo que pasó', me dijo. Y el tipo me dijo 'Me quiero matar'. Después mi papá me contó que ellos querían que los defensores fueran grandotes y por eso no me quisieron".

"El chamuyo flaco, ¿viste? No, es chiquitito este, no sirve acá. Queremos defensores grandotes. Yo por dentro decía, me preguntó de qué jugaba y le dije de 10 y me puso de cuatro. Semejante viaje había hecho mi viejo hasta Lanús para verme cómo jugaba y no le iba a decir que no jugaba de cuatro. La cosa es que no quedé en Lanús porque era chiquito... Y sigo siendo chiquito, el tema es que se equivocaron de puesto", cerró el Kun.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?