Ruggeri argumentó por qué Maradona fue mejor que Messi

Ruggeri argumentó por qué Maradona fue mejor que Messi

El Cabezón dio varias razones de la ventaja de Diego por sobre el actual jugador del Barcelona.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Aunque la pelota se encuentre detenida por la pandemia de coronavirus, Oscar Ruggeri siempre deja frases con su sello que hacen ruido en el mundo del fútbol. Esta vez, el ex defensor de la selección argentina aceptó el debate propuesto por el programa 90 minutos de fútbol, por Fox Sports: quién fue mejor, Maradona o Messi.

Con todo el panel vía Skype desde sus hogares, incluso figuras reconocidas del espectáculo, como Diego Peretti o Martín Bossi, opinaron sobre los dos futbolistas más impactantes que dio el deporte más popular en el país. El Cabezón, referente del plantel que ganó el Mundial de México 86 y luego fue subcampeón en Italia 90, se quedó con Diego. Pero acompañó su elección con cuatro argumentos que exceden a los sentimentalismos.

“Con él fuimos a África, a Costa de Marfil. Yo decía: ‘Acá, ¿qué van a venir los hinchas?’. Y en el aeropuerto, lleno de gente, el avión, arriba del ala del avión, terrible... No se tumbó el avión de pedo. Diego generaba cosas increíbles, rompían los restaurantes, se tiraban por las ventanas para poderlo tocar”, dijo sobre el efecto que causaba en sus admiradores.

“Yo tengo una ventaja. A mí me tocó estar adentro de la cancha, en el vestuario, en un entrenamiento; él era el primero. No sólo se entrenaba con nosotros, sino que a la tarde volvía a entrenarse con (Fernando) Signorini, de la misma manera o más fuerte para estar mejor. Yo creo que en personalidad, en todo, Diego es superior”, sentenció.

Allí, el conductor Sebastián Vignolo le marcó la cancha: “Messi se hizo cargo de muchas, también”. “Sí, ya lo sé”, reconoció el ex entrenador de San Lorenzo e Independiente. Pero sostuvo su punto con un tercer factor: “Pero vos te estás olvidando de algo, a Messi le tocó jugar en una etapa en la que los árbitros lo cuidan muchísimo. No pueden ni acercarse, le tocan la camiseta y cobran, meten amarilla. Al otro lo marcaban asesinos en serie. Le pegaban, le pegaban y ni amonestaban. Esa es otra ventaja, Messi encara y los otros se van para atrás”.

“A Messi lo marcan de a tres”, lo volvió a aguijonear Vignolo. “¿Y a Maradona cómo te creés que lo marcaban. Te hago una pregunta, ¿viste que lo marcaran a Messi como lo marcó (Luis) Reyna en Perú? ¿Cuánto dura Reyna hoy en la cancha? Contra Corea del Sur (en el debut en México) le tiraban a la rodilla. En la cancha no nos dimos cuenta, y Bilardo nos mostró”, completó el fundamento de la virulencia en la marca que padeció Pelusa.

La última razón también tiene relación con una experiencia propia del áspero zaguero dos veces ganador de la Copa América. “La potencia que tenía el otro (por Maradona)... Cuando se ponía enfrente, con la pelota quieta y te arrancaba de pronto, no había un defensor que le sacara la pelota o que lo pudiera correr. Hay una práctica en la que estamos los dos con el profe Echeverría, y él está con la pelota en el medio. Y me está hablando, yo estoy tranquilo, con las manos en la cintura y me dice: ‘Dale, sacala’. En una le amago y ya me había sacado varios metros. Tenemos el culo de que los dos nacieron en Argentina”, concluyó Ruggeri.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?