Un mendocino involucrado en un polémico caso de doping positivo

Un mendocino involucrado en un polémico caso de doping positivo

Ignacio Gili es protagonista de una grave situación que terminó con la suspensión provisoria de la misionera Paula Quirós, quien denunció que el Chueco le inyectó EPO sin que ella supiera.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Ignacio Gili quedó envuelto en un escándalo luego de conocerse que Paula Quirós fue suspendida provisoriamente por la Unión Ciclista Internacional (UCI), ya que se habrían constatado rastros de eritropoyetina (EPO) en una muestra tomada en marzo durante la Copa Internacional de ciclismo de montaña.

La misionera, en diálogo con el diario El Territorio, contó lo ocurrido y apuntó directamente con el alvearense quien asumió que le inyectó dicha sustancia en enero bajo engaño, diciéndole que era hierro y un multivitamínico. "Estoy muy mal, me arruinó la carrera", dijo la actual número 56 del mundo y primera del ranking argentino con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio.

Ignacio Gili y Paula Quirós.

"El martes me llegó un mail de la UCI de que había dado positivo en Araxá, Brasil, en la última carrera que corrí y yo la verdad que no entendía nada. La semana anterior a que me llegara la notificación, mi entrenador -Gili- me dijo que ya no me iba a entrenar más, nos habíamos peleado y él me bloqueó de todos lados", explicó. 

Y agregó: "La notificación llegó a la Federación Argentina de Ciclismo de Montaña (Facimo) y al Tribunal de Disciplina porque es así el proceso y la idea mía era pedir la muestra B porque pensé que era un error. Entre que estábamos haciendo todo eso, mi papá se logra comunicar con Ignacio y él le manda unos audios diciéndole que él me había puesto eso sin que yo sepa". 

"No lo puedo creer. Es durísimo, pero me hace darme cuenta de que hay que saber elegir bien a un entrenador, sea como sea la situación termina siendo en parte mi responsabilidad. Lo peor de todo es pensar que no sé si fue sólo esa vez, ya dudo de todo. Lo más seguro es que me suspendan y hay esperar que sea mínimo", continuó.

Luego contó que Gili le manda mensajes "a cada rato" para pedirle disculpas y reveló que llevarán la situación hasta las últimas consecuencias: "Tengo el apoyo de la Facimo, que me están ayudando con abogados y los comisarios deportivos van a hacer una denuncia desde su lugar porque es ilegal lo que él hizo. A él seguramente lo van a suspender de por vida y hasta puede ir preso".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?