"Me echaron como un perro": el conmovedor llanto de un campeón con Boca al que no dejaron entrar a la Bombonera

"Me echaron como un perro": el conmovedor llanto de un campeón con Boca al que no dejaron entrar a la Bombonera

Un gol suyo le dio a Boca la posibilidad de gritar campeón después de más de una década sin títulos y, ya retirado, vivió una fea situación en la Bombonera. Lo reveló en las últimas horas y no pudo contener las lágrimas.

MDZ Deportes

MDZ Deportes

Si hubo algo que caracterizó a la gestión de Daniel Angelici fue el destrato hacia los ídolos y figuras que hacen a la historia de Boca Juniors, y un claro ejemplo es el feo momento que vivió un campeón Xeneize, ya retirado, cuando hace unos años le cerraron las puertas en la cara al no dejarlo entrar a la Bombonera.

Claudio Benetti escribió una de las páginas doradas de la historia de Boca con su gol ante San Martín de Tucumán, el que significó el título del Apertura 1992 de la mano del Maestro Tabárez para volver a gritar campeón después de 11 años sin títulos a nivel local, y en diálogo con Cadena Xeneize, llorando, revivió lo duro que significó para él lo que le sucedió "hace como dos o tres años".

"Es feo llegar a la cancha y que no te dejen entrar. Te piden entrada... Y como no la tenés, te tenés que ir. Eso también es doloroso. La última vez fui con mi pibe y me echaron como un perro, porque no tenía entrada. Si yo me crié ahí... Está bien: yo al de la puerta no le dije nada porque el tipo está cumpliendo su trabajo. Yo no tengo por qué ponerlo incómodo queriendo chapear con mi nombre para que me deje entrar. No, yo fui, me paré y le dije: 'Soy tal persona, jugué acá. Si me dejás entrar, todo bien. Y, si no, me voy'", afirmó el ex volante, de 49 años.

"Encima yo estaba con mi pibe. Y le había dicho: 'Hijo, vamos a la cancha, donde jugué yo, que esto, que lo otro', y me echaron como un perro. ¿Por qué? De última, decime 'no vayas a la cancha porque no te vamos a dejar entrar'. Y yo no me tomo un colectivo y estoy dos horas viajando para que me echen. Yo no me merezco que me cierres la puerta en la cara. Parte de la historia la escribí yo, también", añadió conmovido.

Una postal. Benetti colgado al alambrado de la popular.

A pesar de todo, Benetti tiene ilusión de que la nueva dirigencia, encabezada por Jorge Amor Ameal y con Juan Román Riquelme como vice segundo, tenga un gesto con él en un futuro. "Boca no tiene ningún compromiso ni ninguna obligación conmigo, pero me puse mal. Que en tu propia casa no te dejen entrar, a mí me duele. Y a partir de ahí no aparecí más, no volví más. Ojalá con la nueva dirigencia se pueda rever esta situación", concluyó.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?