Seleccion Argentina

Gareca: "Después del Mundial era el momento para entrenar a Argentina, pero no me llamaron"

El entrenador argentino de la Selección de Perú, reciente subcampeón de la Copa América, reconoció que luego del Mundial de Rusia estaban dadas todas las condiciones para asumir al frente de la Albiceleste, pero nunca lo llamaron.

viernes, 2 de agosto de 2019 · 10:00 hs

El entrenador argentino Ricardo Gareca tomó las riendas de la Selección de Perú en marzo de 2015 y causó una revolución. Es que, bajo su mando, el conjunto incaico volvió a disputar un Mundial después de 36 años y acaba de ser subcampeón de la Copa América.

Tras la salida de Sampaoli de la Selección argentina, el nombre del Tigre fue uno de los tantos que sonó como posible sucesor, y en una entrevista con el diario Marca reveló que después de la Copa del Mundo Rusia 2018 se dieron todas las condiciones para asumir en la Albiceleste, pero nunca lo contactaron.

"Después del Mundial de Rusia creo que era el momento más idóneo pero no hubo una comunicación oficial", comenzó diciendo Gareca, y aclaró que "digo idóneo porque en ese instante sí había un punto común entre las dos partes: Argentina había prescindido de Sampaoli y yo me había tomado un mes para pensar si renovaba con Perú, porque se me vencía el contrato".

Luego, ante la consulta sobre qué pasaría si lo llamaran, respondió que "depende del contexto", y explicó que "amo a mi país, soy argentino de los pies a la cabeza, pero tengo un compromiso con Perú, que me ha respaldado en los peores momentos. Le diría que no con todo el dolor de mi corazón, porque tuve mi momento y Argentina no lo hizo. No acostumbro a romper contratos".

Por último, el Flaco analizó el presente de la Selección argentina y su participación en la Copa América: "A pesar de no haber estado en la final, creo que el hecho de ratificar a Scaloni con la Selección ya es un paso adelante. Porque Argentina necesita continuidad, y si se decide que sea Scaloni el seleccionador, no debería estar condicionado su cargo por el resultado en la Copa América. Si no, sería volver a empezar. El país tiene que decidir qué quiere, cuál es la idea, a qué se pretende jugar... pero no como algo momentáneo".