El caso de Caster Semenya que da la vuelta al mundo

El caso de Caster Semenya que da la vuelta al mundo

La sudafricana respondió hoy a la sentencia del Tribubal de Arbitraje Deportivo (TAS), que obligará a la campeona olímpica y mundial a rebajar de manera artificial sus niveles de testosterona para seguir compitiendo en la categoría femenina, con un triunfo en los 800 metros en la prueba de la Liga de Diamante disputada en Doha, Qatar.

La sudafricana Caster Semenya respondió hoy a la sentencia del Tribubal de Arbitraje Deportivo (TAS), que obligará a la campeona olímpica y mundial a rebajar de manera artificial sus niveles de testosterona para seguir compitiendo en la categoría femenina, con un triunfo en los 800 metros en la prueba de la Liga de Diamante disputada en Doha, Qatar.

Pese a no lograr su mejor marca personal (1m54s25/100 del año pasado en París), Semenya se reivindicó con un excelente registro en el Khalifa Stadium de Qatar, tras imponerse con un tiempo de 1m54s98/100.

Una marca inferior a la que permitió a la atleta sudafricana colgarse la medalla de oro -1m55s28/100- en los Juegos Olímpicos de Río 2016, así como para coronarse campeona mundial -1m55s16/100- en el verano de 2017 en Londres.

La sudafricana hizo una gran marca en la última carrera antes de que entren en vigor el próximo 8 de mayo las nuevas regulaciones de la IAAF en materia de hiperandrogenismo -elevada producción endógena de testosterona-.

Tras la carrera, Semenya señaló que pese a la resolución del TAS, que le obligará a reducir de manera artificial sus niveles de testosterona si quiere seguir corriendo los 800 metros en categoría femenina, no piensa rendirse.

"Una de mis más firmes convicciones es que siempre hay salida para todo. Si se levanta una pared delante de mí la salto. Seguiré disfrutando de mi vida y viviéndola. Seguiré entrenado y corriendo. Para mí nada es imposible", afirmó la sudafricana.

Caster podría no tener opción de repetir en esta misma pista el próximo mes de septiembre en los Mundiales que se disputarán en Doha, si no logra reducir sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro de sangre, tal y como exige la nueva normativa de la IAAF.

Para ello, Semenya deberá someterse a un tratamiento, o de lo contrario la sudafricana no podría competir en la categoría en ninguna de las pruebas que van desde los 400 a los 1.500 metros, informó Efe.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?